Hay una profesión en el mundo cinematográfico que siempre habíamos respetado… hasta hoy mismo. Y es que nos preguntamos profundamente quién ha sido el culpable de semejante aberración. Pero vayamos por partes. Ya hace un tiempo que se sabe que habrá un biopic que aborde la tormentosa relación de Elizabeth Taylor y Richard Burton. El film en cuestión (que, por suerte, sólo se podrá ver en el canal ABC Family) se titulará “Liz & Dick” y a lo interesante de su argumento hay que sumar que su guión vendrá firmado por Christopher Monger (autor del libreto de “Temple Grandin“)… Hasta aquí, bien. Pero es que resulta que ahora se hace público que la escogida para interpretar a la Taylor es ni más ni menos que Lindsay Lohan. A lo que nosotros nos preguntamos: ¿qué tiene que ver la clase y el glamour de una con el arrabalerismo choni de la otra? ¿Han cogido a la Lohan por equipararla al temperamento legendario de Liz? ¿No es una cagada confundir “temperamento” con “ser una notas alcohólica y drogadicta sin medida”? Sea como sea, Lilo está contentísima de haberse conocido y de que le den el papel: “Siempre he admirado a Elizabeth Taylor y le tengo un enorme respeto. No sólo fue una increíble actriz, sino también una mujer increíble. Es un gran honor que me hayan ofrecido este papel“. Nena, pues a veces por “respeto” hay que saber decir que no.

No Hay Más Artículos