tactel

Rosana Antolí, Ana Barriga y Vicky Uslé aterrizan en la galería valenciana Espai Tactel con “Incomplétudes”, una exposición de cuerpos y ausencias.

 

Según las muy recientes “políticas del reconocimiento“, la vida se muestra en todo su carácter dialógico: la propia identidad se construye a partir del diálogo con los otros, con las otras culturas o con los otros individuos; es el resultado de dicho diálogo establecido con los demás y con uno mismo.  Asimismo, según el filósofo búlgaro Tzvetan Todorov, toda la materia es, todos los seres animales viven, pero la pulsión de existencia no sólo pertenece específicamente al ser humano, sino que una persona comienza a existir realmente a partir de la mirada del otro. La categoría de “existencia”, sin embargo, está estrechamente relacionada con la radical incomplétude del hombre, concepto francés que viene a significar que el hombre vive en primer lugar en su proprio cuerpo, pero sólo comienza a existir a través del reconocimiento del y en el otro. Sin existencia, la vida se apaga; y Todorov hace hincapié en la importancia que tiene la vida en común, de la que históricamente se han encargado mujeres.

A partir del jueves 5 de marzo, la galería Espai Tactel de Valencia  acogerá la exposición colectiva “Incomplétudes“, que podrá verse gratuitamente hasta el 20 de abril. Bajo la otra cara de las políticas del reconocimiento, bajo esa radical incomplétude de Todorov, la exposición reúne una selección de obra reciente de Rosana Antolí, Ana Barriga y Vicky Uslé, tres artistas pertenecientes a una misma generación pero con estilos distintos y en etapas de sus carreras muy diferentes.

Los cuadros seleccionados para la exposición representan principalmente imágenes de cuerpos sin cuerpo, fragmentos abstractos, lugares a los que se intuye que falta algo para completarlos, escenas recorridas por líneas blancas que las hacen totalmente incompletas. Las obras de estas mujeres marcan así nuevas posibilidades de definir qué es la identidad y qué es lo corpóreo, dónde están los límites entre nosotros y lo que nos rodea. Una diversa y lúcida reflexión sobre las identidades, sobre lo femenino, sobre la necesidad de reconocimiento en el otro para existir y su fatal imposibilidad de cumplimiento.

 

No Hay Más Artículos