Va llegando el momento de hacer el cambio. Y no nos referimos a optar por una opción política u otra o decidir si cambias la gasolina por el gasoil (qué cosa más noventas), sino a hacer el cambio de armario, uséase, guardar la ropa de invierno y empezar a airear la de entretiempo y verano. Que este tiempo de mierder no te engañe: Semana Santa será bombástica (¡tiene que serlo!) Para empezar las vacaciones con alegría no se nos ocurre mejor manera que presentaros hoy una línea de bailarinas que nos ha cegado en la redacción… literalmente. Se trata de la línea de bailarinas Hunter, marca de sobras conocida por sus impecables botas y calzado de invierno que ahora se atreve a calzarnos también en verano. No son unas bailarinas cualquiera (tratándose de Hunter, tampoco nos extraña): minando por completo el concepto de look ingenuo y coquetón que suelen dar unas bailarinas, las de Hunter son, en cambio, divertidísimas y, sobre todo, megacoloridas. Abraza el flúor y cálzatelas para pasear por un paseo marítimo estos días, o ve preparando la maleta festivalera: son cómodas, son originales, son únicas y vienen en tantos colores que no te las acabas en todo el verano. Todo un statement, que ya se sabe que toda mujer debe de empezar a alegrarse por los pies.

No Hay Más Artículos