la-verdad-sascha-arango

Sascha Arango se ha labrado una leyenda más que merecida con su debut “La Verdad y Otras Mentiras”, publicada en nuestro país por Seix Barral.

 

Dice la leyenda que, después del lanzamiento de “La Verdad y Otras Mentiras” en Alemania, su éxito fue tan grande que en pocas semanas ya se habían vendido sus derechos a más de veinte países en un conjunto de subastas sin precedentes tratándose como se trata de una novela de debut en alemán. Pero, bueno, al fin y al cabo esto debería ser una sorpresa a medias, porque su autor Sascha Arango ha venido preparando el terreno gracias a su trabajo como guionista, que le ha valido un estatus muy elevado en su país gracias a la serie “Tatort“… Pero al Papa lo que es del Papa: “La Verdad y Otras Mentiras” se ha ganado a pulso ser considerada el debut del año.

Publicada ahora en nuestro país de la mano de Seix Barral, la novela de Arango parte de una de esas certezas de las que todos somos conscientes pero que cuestan horrores mencionar en voz alta: el ser humano es, por naturaleza, un mentiroso compulsivo. Un axioma irrefutable que, en el caso de “La Verdad y Otras Mentiras” se ve encarnado en la figura de Henry Hayden: escritor afamado mundialmente con un magnetismo por el que suspiran todas las mujeres que se cruzan en su camino pese a estar más que felizmente casado con Martha. Lo que viene siendo una vida idílica… ¿O no?

La vida de Henry da un vuelco gigantesco cuando su editora y amante, Betty, le cuenta que está embarazada de él. Lo que para cualquiera sería un momento de inflexión en el que revelarle a su mujer esta vida oculta y paralela, en el caso de Henry se convierte más bien en una carrera de mentiras vividas como un sprint. Esto es como las Pringles: cuando haces pop, ya no hay stop. Cada nueva mentira genera todo un conjunto de problemáticas que necesitan de otras mentiras para ser solventadas, y así “La Verdad y Otras Mentiras” va dando giros argumentales que prometen sorprender al lector en un crescendo de locura. ¿Suena a libro del año o no?

No Hay Más Artículos