objectes-portada

La exposición “Objectes Perduts” de Neus Martín Royo llega a la Sala Parès de Barcelona inmortalizando algunos de los rincones más icónicos de la ciudad.

 

Tanto se habla de la nueva Barcelona que, al final, parece que ya no queda espacio para la vieja, para todos esos lugares míticos e icónicos que están trenzados en el ADN de la ciudad y que, lo queramos o no, van desapareciendo arrollados por las nuevas oleadas de modernidad a marchas forzosas que se le imprime a la urbe para que se mantenga como un hervidero de turistas. La tensión entre lo nuevo y lo viejo es uno de los grandes encantos de la geografía europea, eso no lo duda nadie. Pero hay que reconocer que en Barcelona lo nuevo hace tiempo que le ha ganado la partida a lo viejo.

Precisamente por eso resulta tan interesante toparse con “Objectes Perduts” (“Objetos Perdidos” en castellano), la exposición de pinturas con la que Neus Martín Royo ha inmortalizado algunos de los rincones más reconocibles de la Barcelona de toda la vida sin que eso signifique que no pueda permitirse el lujo de retratar también algunas de las caras más amables de la nueva Barcelona. En sus pinturas, viejos conocidos como el Teatro Apolo, la Granja La Palleresa, el Liceu, la Librería Canuda o el Ateneu Barcelonés conviven a la perfección con nuevos iconos como el más que reconocible Tickets de Ferran Adrià.

El estilo de Martín Royo no es hiper-realista, y eso se agradece al considerar que “Objectes Perduts” no es una colección de postales turísticas, sino más bien una serie de retratos ligados fuertemente a lo emocional. Si sientes una punzadita de melancolía al ver las imágenes de la galería al final de este post, no te preocupes, que también podrás verlo en el mundo real: “Objectes Perduts” de Neus Martín Royo podrá verse en la Sala Parés (Barcelona) desde mañana 23 de enero hasta el próximo 24 de febrero. Un tiempo limitado para un placer ilimitado.

 

No Hay Más Artículos