Son la familia Von Trapp del rockabilly. Aunque la imagen más visible son los retoños de la casa (ninguno supera los veinte años), lo cierto es que detrás de Kitty, Daisy & Lewis está todo el esfuerzo de un núcleo familiar que no tiene problemas en echarse a la carretera y trasladar al directo los hits de un disco de debut que nos dejó a todos con la boca abierta el año pasado. Todos a una, los hermanos Durham se ven apoyados en el escenario por su padre y su madre (Graeme Durham e Ingrid Weiss, batería de The Raincoats), ambos bien conocidos en la escena rock inglesa, y principales responsables de los originales gustos de los niños. Estos hermanos tocan la guitarra, el bajo, el piano, la batería y el contrabajo. Sus directos son potentes, cargados de country añejo, soul de revolcón y blues pantanoso. Por sus canciones se pasea toda una década de ingenio musical, son descargas de escasos tres minutos compuestas con un respeto y una fidelidad por la época asombroso. No en vano todo el disco se grabó en analógico, en un estudio inspirado en los clásicos Sun Studios de Memphis que montaron en su propia casa y con instrumentos que cuando ellos nacieron ya eran viejos. Fueron uno de los highights del pasado Primavera Sound, así que poder disfrutar de nuevo de sus trallazos de rock infeccioso en sala cerrada es un placer al que no debería renunciarse. Para empezar la semana con fuerza vintage: el domingo 28 estarán en la sala Loco de Valencia, el Lunes 29 en la Sala Apolo de Barcelona y el Martes 30 en la Joy Eslava madrileña.


Kitty Daisy & Lewis ‘(Baby) Hold Me Tight’

Sunday Best | MySpace Music Videos

No Hay Más Artículos