holden

Un disco como “The Inheritors” merece un directo en formato excepcional… Y eso es lo que podremos catar en el inminente paso de James Holden por España.

 

A estas alturas del cuento, nadie duda de que algo ha cambiado en la música de James Holden… El geniecillo creador de Border Community ya hacía tiempo que había demostrado una voluntad de alejamiento de los paradigmas puramente digitales de la electrónica: su afición por los sintes modulares mostró un nuevo Holden que tenía mucho que ver con el antiguo en cuanto a profundidad de campo en su sonido, pero que ahora ostentaba una organicidad mucho más tangible y cálida. Y todo eso acabó traduciéndose en su último disco hasta la fecha, ese “The Inheritors” (Border Community, 2013) que se va revelando como profético cuanto más tiempo pasa.

Y es que puede que en su momento ese álbum fuera recibido con un calor extremo por parte de los fans habituales de Holden, pero también es cierto que también fue acogido con una preocupante tibieza por el resto de la humanidad. No lo vamos a negar: es un disco difícil, incluso arisco, que pide de quien escucha un esfuerzo tremendo a la hora de forzar el pomo de la puerta de acceso… Pero ahí está la magia de “The Inheritors“: una vez franqueas esa puerta de acceso, delante de ti se abren unos mundos de no acabárselos, pura exuberancia musical en la que es fácil perderse. Tan fácil como en todo paraíso artificial.

Ahora bien, una propuesta tan orgánica como la de “The Inheritors” se merecía un directo que nada tuviera que ver con una sesión de dj… Así que el artista, ni corto ni perezoso, se ha marcado un formato en el que él mismo fabula sus canciones delante del público con compañía de un encargado de la batería. El resultado podremos verlo en los próximos días, ya que James Holden actuará el 16 de abril en Barcelona (Sala Apolo) y el 17 en Madrid (Joy Eslava). Dos oportunidades únicas para comprobar que, como los buenos vinos, “The Inheritors” va liberando aromas inéditos cuanto más se añeja.

 

No Hay Más Artículos