En los últimos días no se deja de hablar de cómo Balenciaga ha copiado la mítica bolsa Frakta de IKEA… Y la respuesta del gigante sueco es lo más grande.

 

¿Os habéis dado cuenta que, en los últimos años, las redes sociales han fomentado una especie de clima malsano en el que toda la gente piensa que el resto del mundo copia sus ideas y luego las presenta como propias? De hecho, existe un meme que ha sido versionado una y mil veces y que presenta esa eterna situación de “tú has hecho esto, yo lo cojo, yo he hecho esto“… Como, por ejemplo, lo que sucedió con Snapchat y las Stories de Instagram. Muy fuerte.

You made this meme

Sea como sea, en toda esta tendencia a la copia (sea cierta o no), hay quien se lo toma mejor y quien se lo toma peor… En el caso de IKEA, hay que reconocer que acaban de demostrar un humor envidiable que desde Fantastic recomendamos al mundo entero. Menos tomarse las cosas a la tremenda y más tomárselas como el gigante sueco de muebles, porque la verdad es que si la mayoría de la población virtual tuviera esta actitud, el planeta sería un lugar mejor que habitar.

Pero empecemos por el principio. Y es que, por si no te habías enterado, en las últimas semanas mucho se ha hablado de algo que, realmente, hace ya algún tiempo que está circulando por el mundo de la moda. La cuestión es que ya hace meses que el señorito Demna Gvasalia, en una de esas maravillosas astracanadas que se está permitiendo últimamente, cogió la mitiquísima bolsa Frakta del IKEA (sí, la gigantesca bolsa azul que siempre acabas llevándote a casa quieras o no quieras) y la convirtió en un precioso bolso de cuero de ese reconocible tono azulado. Sobre la pasarela, fue de lo más comentado.

Y es normal que, cuando haya llegado al mundo real, esos comentarios insiders se hayan acabado por convertir en puro furor. Sobre todo porque, al fin y al cabo, estamos hablando de que el bolso de Balenciaga vale más de 2.000$. Puro locurón. De hecho, un locurón que resulta más gracioso todavía cuando va IKEA y responde a Balenciaga con una imagen en la que no solo reivindica su Frakta, sino que ofrece estos cuatro puntos básicos a través de los que reconocerlo: 1) AGÍTALO Si cruje, es el de verdad. 2) MULTIFUNCIONAL Puede albergar material de hockey, ladrillos e incluso agua. 3) MÉTELO EN LA SUCIEDAD Un verdadero Frakta se limpia con una manguera de jardín cuando está sucio. 4) PRECIO Solo 0,99$.

Esta respuesta de IKEA a la extravaganza de Balenciaga es pura maravilla… ¿No te parece? [Más información en la web de IKEA y en la de Balenciaga]

 

IKEA

No Hay Más Artículos