rural-alberta

A The Rural Alberta Advantage ya los presentamos en nuestra web hace tres años con motivo del lanzamiento de su segundo álbum, un “Departing” (Saddle Creek, 2011) con el que los canadienses buscaban confirmar las buenas sensaciones transmitidas con aquel debut que se antoja más lejano de lo que las fechas confirman, pues “Hometowns” (Saddle Creek, 2009) se publicó en el no tan lejano 2009. “Mended with Gold” (Saddle Creek, 2014) representa por tanto el tercer álbum de un trío que, encabezado por Edenloff y sus peculiares maneras tanto vocales como instrumentales, sigue dando muestras de lo que es capaz de hacer con una idea de partida de lo más primitiva.

Al igual que ocurriera en el caso de “Departing“, el hilo conductor en esta nueva producción de los de Toronto es ese folk tan característicamente acogedor y otoñal que encaja a la perfección con la estación del año en la que nos encontramos. Los árboles pierden las hojas, empieza a hacerse de noche antes y Edenloff te asegura con una voz desgarradora que no hay nada que temer en “To Be Scared“, precioso tema que uno se encuentra a mitad de reproducción de este “Mended with Gold“. Todo empieza, sin embargo, unos minutos antes con la potente batería y el estribillo de “Our Love“, que viene a situar un poco al oyente en el hipotético caso de que sea la primera ocasión en la que se tope con material de los norteamericanos. A “On the Rocks“, por ejemplo, le acompaña una nube de distorsión que pese a resultar algo novedoso para los que venimos siguiendo a la formación, sigue manteniendo ese constante crescendo que engalana todas sus composiciones desde la época de “Hometowns“. Son precisamente esa intensidad y ritmo acelerado los que siguen siendo las señas de identidad del trío, como queda demostrado en posteriores canciones entre la docena que componen este “Mended with Gold“: ahí está ese magnífico primer single que es “Terrified“, la potente “45/33” o la por momentos punk “All We’ve Ever Known” para demostrarlo.

El final, por su parte, no desmerece en ningún momento al resto del álbum, especialmente cuando te puedes permitir el lujo de cerrar con un excepcional estribillo como el de “Not Love or Death” y la apoteósica “…On the Run“, que de alguna manera viene a reflejar tanto en su título como en su estructura la inmediatez e intensidad que caracteriza a los de Ontario. “Mended with Gold” representa, por lo tanto, otro paso hacia delante de unos canadienses que, poco a poco y sin hacer demasiado ruido, han pasado de ser una pequeña banda de culto (recuerdo el pequeño fuzz generado con motivo de su primera visita al Primavera Sound barcelonés) a convertirse en un grupo con una corta pero exitosa carrera sustentada sobre la solidez de sus tres trabajos y un directo implacable. Y que así siga.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend