Si durante mucho tiempo el mayor anhelo del espectador de televisión esnobista español era sin duda tener acceso a la totalidad de contenidos de HBO, parece que ser ahora habrá que sumar también Netflix, el gigante de Video on Demand que parte la pana (literalmente) en EEUU y que ahora se lanza, además, a la producción de series. Lo hace, además, poniendo toda la carne en el asador. Tan sólo hay que sopesar “House of Cards“, la versión libérrima del original británico (una de las series de culto de la ficción política post-moderna) que ha ido a parar a las manos del siempre estimulante David Fincher. La fecha de estreno está prevista para el próximo 1 de febrero de 2012, y si nada de lo dicho te ha impresionado todavía, puede que lo que acabe de dejarte alucinado es un casting encabezado por Kevin Spacey (al que le hacía más falta un “rescate” que a la banca española), actor que se verá más que bien acompañado por Robin Wright (esa mujer en la sombra detrás de todo gran hombre), Kate Mara, Corey Stoll, Michael Kelly, Kristen Connolly, Jayne Atkinson y Reg E. Cathey. Y aunque febrero del año que viene nos queda un poco lejos, por lo menos ya podemos ver el primer trailer oficial, en el que se intuye una trama vibrante de conspiraciones políticas, intrigas palaciegas (en Washington, claro) y personajes que utilizan y son utilizados.

No Hay Más Artículos