Ni nos vamos a molestar en esconder que en esta casa sentimos adoración por Missoni. Es imposible enfrentarse a sus lujuriosos diseños de punto, croché y artesanía colorista sin sentir que el suele cede bajo tus pies, como si te hubieran echado droja en el ColaCao y contemplaras un delicioso tripi téxtil, atrevido e hipnotizante. Por eso nos parece maravilloso que en la casa italiana aparquen temporalmente las ocupaciones de sus colecciones para acercar su personalísimo concepto de la moda a dos marcas muy asequibles para el público general y que están a pie de calle… Sobre todo, cuando llega el buen tiempo. Parece muy natural que, en una temporada en la que los colores vienen en bloque, desafiantes, chillones, fluorescentes y sin vergüenza ninguna, una marca en esencia tan divertida y colorista se atreva a rediseñar dos de los calzados más trotones y customizables del mercado. Missoni tiene este verano un doble affair, y esperamos que no haya celos de por medio.

Esta será la tercera temporada en la que la casa italiana colabore con Converse y, de nuevo, customizan las míticas Chuck Taylor hasta convertirlas en auténticas piezas de arte callejero. La loneta de la zapatilla se viste de líneas imposibles y colores vibrantes: en mujer tiñe las líneas de punto en verde agua, púrpura y negro, mientras que la versión unisex entremezcla el verde, amarillo, rojo y azul para colorear las líneas horizontales. Ambos diseños vienen con la puntera y la lengüeta de cuero y presentan el parche de la All Star en piel, así como el de Missoni en la lengüeta, en color blanco para el modelo femenino y en negro para el unisex. Marcando la diferencia y haciendo ostentación de ello, como debe ser. En España esta deseable zapatilla se podrá comprar en la tienda Converse de Barcelona.

Y como parece que Angela Missoni le ha cogido el gusto a convertir iconos del calzado en divertimento y must veraniego, se atreve también con las Havaianas, la quintaesencia de las chanclas para el verano, y aúna el talento y la bohemia italiana con el calor y la samba brasileña en cuatro modelos (unas alpargatas -130 euros- y tres flip-flops -entre 50 y 70 euros-) con estampados exclusivos en los que destaca el mítico zig zag, marca de la casa italiana, además del alegre colorido. Estas Havaianas vienen con una bolsa exclusiva Missoni que combina los colores de las banderas brasileña e italiana, para guardarlas en la playa o sacarlas a paseo mientras el sol derrite tus pies. Esta edición limitada se podrá comprar en la tienda de Havaianas de Barcelona, en EKS en Madrid, en Net-a-porter y en la tienda online de Havaianas.

Si esto no es Amor, que baje Cupido y lo vea.

No Hay Más Artículos