La sencillez del minimalismo, la funcionalidad del algodón y una cita de “Corazón Salvaje” son los tres elementos en los que se basa la colección de primavera / verano 2011 de Heart & Company, una pequeña marca con sede en Warsaw (Polonia), por la que hemos sentido auténtico love at first sight, que diría Kylie. Emilia Julia es “el corazón de la compañía”, el alma que se esconde detrás de esta humilde y casera marca que apuesta por lo simple pero hecho con el corazón. Heart & Company nace de las ensoñaciones de Emilia, de sus múltiples viajes y de algo que en algún momento nos ha asaltado a todos: la necesidad de crear prendas cómodas que ella misma desearía llevar y que no siempre se encuentran en ninguna tienda o de la mano de ningún diseñador.

La ropa de Heart & Company tiene esencia viajera y divertida, su intención es vestir durante el día, tomando un café en una terraza o degustando un Pisco Sour en el rincón de alguna cocktelería con solera. Son prendas de diario que se pueden lucir con la luz del sol o in the heat of the night. En un momento u otro, sus texturas versátiles y su uniformidad elegante aportan un toque de frescura relajada. La colección la componen camisetas oversized y vestidos, y Emilia se inspira en la moda escandinava y sus líneas rectas, frías y versátiles. Como nuestros vecinos del Norte, tiene una visible obsesión perfeccionista, y por eso se ayuda de un sastre profesional que se encarga de poner en tres dimensiones y coser como merecen sus diseños, aportando el toque definitivo de calidad y manufactura, y otorgando a sus prendas el calificativo de pequeña obra de arte en la que el más minimo detalle está cuidado hasta el final.

Pero Heart & Company no es sólo funcionalidad: también tiene un importante punto de romanticismo. Por eso la nueva colección se inspira en la frase de la película de Lynchdon´t turn away from love, Sailor”, que recoge toda la pasión de locura encendida que viven Sailor y Lula. Desde sus piezas lisas o con estampados geométricos y planos nos invita a no huir del amor y abrazarlo sin miedo con un punto de comodidad impagable en los días más calurosos. Puede parecer una perogrullada, pero viendo su cuidadísimo lookbook -en el que le han ayudado los fotógrafos angelina Stasiack y Andrzej Wencel, con maquillaje de Dominika Brzeska y con las modelos de Mango Karolina K. y Karolina R.– no nos cuesta decir que en ningún momento se nos ocurriría darle la espalda o negarle nuestro amor total. Estaremos muy al tanto de todos sus movimientos.

No Hay Más Artículos