¿Te entristece dejar tus muro.exe en el armario porque hace demasiado calor? No sufras más: la nueva colección ABYSSAL está pensada para el verano.

 

Tengo que reconocerlo: hace unos días, miraba mis muro.exe (que, por cierto, son unas muro.exe negras, simples, preciosas, alucinantes de la colección ATOM) y, a continuación, miraba mis pies. La reacción fue instintiva: ¿dónde están mis Birkenstock? Y es que, en cuanto las altas temperaturas empiezan a escaldar el asfalto y a convertir las ciudades en verdaderos infiernos, las opciones en los pies se reducen o a chanclas (que no siempre son todo lo estéticas que nos gustarían) o a zapatillas de lona fina (que no suelen tener calidad y que, al fin y al cabo, tampoco son la panacea de lo transpirable).

Por suerte, mientras yo miraba con anhelo mis muro.exe, los responsables de esta firma debían estar pensando: “cuando tú vas, nosotros volvemos de allí“. Y es que, justo estos días, muro.exe presenta en sociedad su nueva colección bajo el título de ABYSSAL. ¿A qué te suena esta palabra? Sí señor: al fondo del abismo oceánico, que es precisamente donde habitan los tres pececillos que han inspirado los tres nuevos modelos de esta colección ABYSSAL: Harp, Big Red y Viperfish inspiran tres modelos en colores gris, rojo y negro, respectivamente. Tres siluetas que están pensadas, por otra parte, para ajustarse a la perfección a las inclemencias temporales del verano en la ciudad.

¿Cómo lo consiguen? Pues como siempre que se trata de muro.exe: poniendo la técnica más puntera al servicio de la producción de zapatos. En este caso, los tres modelos de la colección ABYSSAL incorporan un tejido en rejilla 3D que hace primar la transpiración y que, gracias a su escasa estructura interna, proporciona un gran confort en una sensación que es lo más parecido a un calcetín que encontrarás en zapato (de hecho, las ABYSSAL están diseñadas precisamente para ser utilizadas sin calcetines). La plantilla también está fabricada en rejilla 3D, mientras que la suela de poliuretano termina de cerrar una silueta en el que priman tres cualidades: comodidad, transpirabilidad y resistencia. Se acabó la hegemonía de las hórridas chanclas de plástico y de las zapatillas de loneta heredadas de los 80: las ABYSSAL de muro.exe son el futuro. O, por lo menos, lo que van a vestir mis pies en muchos (¡muchísimos!) veranos futuros.

 

No Hay Más Artículos