Cuando el frío ya aprieta, nos llegan todas las novedades para la próxima primavera / verano 2011… Este mundo es así, y por eso los que nos dedicamos a esto solemos tener la cabeza entre el Vendrell y Cuenca. Así que, para poner un poco de raciocinio y normalización (estílistica), hoy me apetece hablar de ropa otoñal y de prendas que abriguen. En breve atacaremos con el lino y los estampados florales, pero a tres días de la Navidad como quién dice, lo que apetece es chocolate caliente, franelas y cuadros.

Es el mejor momento para comentar todas las novedades de una de nuestras marcas favoritas, Gas. Gas nos mola por muchos motivos, pero principalmente por su claim y porque han sabido llevarlo perfectamente a cabo en todas y cada una de sus prendas. Para esta temporada recuperaban su popular “Keep it simple”, y fichaban nada menos que a Scott Shumann para echarles una mano con la campaña. Schumann es más conocido por ser el hombre detrás de The Sartorialist y ,a día de hoy, es uno de los árboles que mejor sombra produce. El resultado de esta tendenciosa alianza era una campaña totalmente actual, inspirada en el Berlín de nuestros días que enfatizaba la conexión del internauta y fan de la marca con las redes sociales y la web de la misma.
Pero no hay campaña de moda que merezca la pena si no ofrece ítems que la defiendan, y para este otoño Gas nos trae simplicidad muy efectiva en forma de un abrigo estupendo y el combo navideño perfecto: jeggins y blazer.

Este abrigo de Gas, el modelo Munick, nos parece ideal porque está a medio camino entre el urban chic y la comodidad imprescindible para el día a día. No hay estampado más otoñal y más apetecible para el frío que los cuadros y viene con un material cómodo, ligero pero la mar de caliente. Nos encanta su rollo de leñador perdido en la Gran Manzana y ese sutil corte francés.

El punto fuerte de esta temporada es el jegging, tendencia que en FPM defenderemos hasta el último aliento. Gas nos presentan el jegging Sumatra, que es particularmente estupendo porque viene con un denim elástico muy suave y ligero, que se adapta perfectamente a las curvas femeninas: es mucho más liviano que un jean pero más efectivo que un simple legging. Lo tenemos en versión denim by day (con dos lavados diferentes) y en versión deluxe by night, con tres colores (negro, marrón y gris) y detalles muy glam (botones joya y pespuntes en lúrex tono sobre tono). Ojo porque este modelo viene en edición limitada con un packaging exclusivo.

Y, finalmente, le damos un total thumbs up a su blazer, el item más celebrado este año y de presencia obligada en cualquier fondo de armario. El modelo que nos propone Gas se llama Elsie y viene en tejido denim brillante. Totally sparkling para no envidiar ni un pelo a las burbujas de Freixenet en las próximas y muy inminentes fiestas.

No Hay Más Artículos