Si nuestro primer FPApps fue una especie de inconfeso especial de fotografía y el segundo un declarado especial de juegos, con la tercera entrega llegamos a la idea que siempre hemos tenido de lo que debería ser esta sección: un poco de todo para todos. Porque nadie utiliza su iPhone sólo para fotografiar ni sólo para juguetear… Porque, al fin y al cabo, tenemos un motivo más para odiar a Apple porque han conseguido que, cuando cueces la pasta, en vez de utilizar el temporizador con forma de huevo duro que compraste en el todo a 100, acabes utilizando el del maldito teléfono. Absurdo. Pero así son las cosas. Por eso, no te pierdas estos nuevos tres motivos para seguir utilizando tu iPhone menos para llamar y más para hacer cosas prescindibles con él.

1. TINY TOWER. Lo que nos faltaba. Ya habían habido algunas intentonas de trasladar a iPhone el concepto de juego desarrollado por otros ilustres facebookeros como “Pet Society” o “Farm Ville“: juegos de esos que te piden una atención primero constante y, al final, diaria para llevar a cabo ciertos objetivos de crecimiento (ya sea de tu mascota o de tu huerto). La dinámica de “Tiny Tower” no difiere mucho de la de los mencionados: en esta ocasión eres el constructor de una torre (¡qué ganas tenemos de tener trescientos pisos!) en la que tienes que ir equilibrando los puestos de trabajo (al final acabas teniendo floristerías, bares de sushi, clubs de la comedia…) y la cantidad de inquilinos en los apartamentos que montes. ¿Un juego para demostrar que la crisis es evitable con un poco de creatividad? Puede ser. Pero cualquier tipo de contenido social se te olvidará en cuanto eches un primer vistazo a uns gráficos retro de puro pixel-art. Una joyita que proporciona un nuevo significado a la palabra vicio.

2. LEME CAMERA.Leme Camera” es una especie de mezcla absoluta entre las otras dos grandes apps de fotografía: “Hipstamatik” e “Instagram“. De la primera toma las posibilidades de customización de la experiencia de tomar una intantánea y la lleva un paso más allá: puedes elegir entre nueve diferentes cámaras que existen en la realidad y que tiene, todas y cada una, sus propias particularidades customizables, desde las clásicas Fish Eye o Tilt Shift hasta la juguetona Super 4 (con la que obtienes cuatro viñetas verticales con las puedes llegar a desvariar de lo lindo) o la aleatoriamente deliciosa 2 Exposure (que fusiona dos fotos tiradas en un intérvalo pequeño de tiempo)… Todo con objetivos y películas intercambiables. Muy “Hipstamatik“, sí… ¡Aunque totalmente gratuita! Por otra parte, de “Instagram” tiene la experiencia social. Una experiencia que, si os hemos de ser sinceros, todavía no hemos experimentado en FPM: “Leme Camera” es excepcional para tomar fotos fardonas y, a continuación, compartirlas en “Instagram“.

3. FREE TIME. Ya lo decíamos al principio: el iPhone no sólo va a servir para pasarte el día perdiendo el tiempo… también puedes utilizarlo para gestionar tus horas libres y que así te queden más ratillos para viciarte a “Tiny Tower” o juguetear con “Leme Camera“. En eso consiste “Free Time“: una aplicación que se sincroniza automáticamente con tu calendario y que, tras introducir ciertos parámetros (tus horas de trabajo, los horarios en los que comes, etc.), te permite una fácil gestión de tu tiempo libre. En un estadio muy sencillito, puedes utilizar esta aplicación para tener un calendario mucho más majo que el que te viene de serie con el teléfono. Pero en cuanto veas las posibilidades que te ofrece “Free Time” en su versión gratuita, empezarás a penar en adquirir la versión de pago (por tan sólo 0’79 €) para que esta app sea algo así como tu secretaria: la forma perfecta de ver e incluso compartir el horario perfecto para comer con ese cliente que te toca las pelotas o para escaparte a desayunar con tu churri.

No Hay Más Artículos