Tenemos que reconocer que el rollito de persecución nocturna del video de “Tinieblas, Por Fin” de The New Raemon lo primero que nos trae a la cabeza es la portada de su anterior álbum: “Libre Asociación” (BCore, 2011)… Pero nada que ver: basta escuchar los primeros compases marciales, casi militares, de este tema de escasos dos minutos e inevitablemente te metes de lleno en la oscuridad de su último disco, el también titulado “Tinieblas, Por Fin” (Marxophone, 2012). Tanto en el video como en la composición hay, evidentemente, tinieblas, pero esta canción te agarra el estómago bien fuerte gracias a su concepción ruda y, sobre todo, a esas líneas de saxo que se introducen en las venaso como un pico del material más puro. Lo dijimos y lo repetimos: The New Raemon están en su mejor momento.

No Hay Más Artículos