Antes de que Sweater se conviertan en algo grande, muy grande, tan grande que a los indies nos toque un poco las pelotas… disfrutémoslos. De hecho, disfrutemos tanto de “El día que soñé ser Dios“, avance de ese tercer álbum recién lanzado que se titula “I” (y que seguro que les proporcionará las mieles de otras bandas que dieron el salto desde lo indie), como del clip dirigido por Andrés Pino. Inquietud a (falsa) cámara lenta ideal para respirar con tranquilidad mientras se saborean las letras con mayor amplitud, con un espacio más ancho. Lo dicho: a disfrutarlo… sin prejuicios.

No Hay Más Artículos