Antes de que te ocurra lo mismo que a nosotros, te vamos a hacer una advertencia: en “Klippa” no hay ni un segundo de música de Sigur Rós. De hecho, no hay ni un segundo de música. Así que, al menos, te hemos ahorrado la cara de ornitorrinco llegado al minuto cuatro preguntándote “¿esto qué mierda es?” Segunda advertencia: Sigur Rós han declinado la oportunidad de dar ninguna explicación al respecto de este clip. Lo han plantado en la web de INNI (ese inminente proyecto que recoge un doble álbum en directo y 75 minutos de material audiovisual registrado en una de las últimas actuaciones de los islandeses de 2008, poco antes de que abrieran un paréntesis indefinido en su carrera) y sólo dicen que nos mantengamos alerta. Lo hacemos. Pero incluso nos aventuramos a una tercera advertencia: sin saber de qué va todo el tinglado, hay que reconocer que esta pieza dirigida por Sarah Hopper es tremendamente hipnótica y que cuesta apartar la vista de los personajes cortando retales y danzando en silencio. Signifique lo que signifique.

Klippa from Sigur Rós on Vimeo.

No Hay Más Artículos