Justo antes de transformarse en Roman (ese alter ego en el que se convierte en un hombre travesti), Nicki Minaj vuelve a dejar bien clara su principal personalidad en el video para “Stupid Hoe“, dirigido por el siempre personalísimo Hype Williams (por mucho que el rollo colores planos y estétic porn star recauchutada aquí venga a recordar a veces a David LaChapelle). El tema en sí sigue la línea habitual de Minaj; es decir: un corte normalito que sirve, básicamente, para que la Diva facture videos en los que resulta totalmente expansivo es su carisma y su propuesta visual. Vamos, que musicalmente estamos lejos de ser fans de Minaj. Pero ella… ¡Qué grande es ella!

No Hay Más Artículos