En FPM somos muy pero que muy fans de Little Boots. Tanto que, a veces, tememos estar perdiendo la perspectiva con este chica y que, al final, resulte que la cosa no es para tanto. Pero, señores y señoras, la cosa ES para tanto. Y lo decimos en voz alta sin temor alguno porque ya hemos hecho una ronda pasándole el video de “Every Night I Say A Prayer” a todo un conjunto de personas que no son fans de Victoria Hesketh y todos nos han devuelto el mismo feedback: el tema es una puta pasada. Suponemos que parte de la culpa la tiene la producción de Andy Butler de Hercules & Love Affair, que consigue ser más Madonna que Madonna. Pero la Madonna de su buena época ochentosa, que conste en acta. Y parte de la culpa también debe tenerla este video que da sopa con hondas a la Mado de “Girls Gone Wild” demostrando que los bailarines mariquitinguis no tienen por qué rozar la vergüenza ajena. En serio: muy fans de Little Boots. Y cada vez más.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.