¿Empezamos a tener un problema con Lady Gaga? ¿Resulta que todo el tinglado hypero que montamos a su alrededor con tan sólo un álbum (y su coda) y un puñado de hits era poco más que un despropósito? Y es que, a tenor de lo escuchado en los dos primeros singles de su inminente nuevo álbum, “Born This Way” (que verá la luz el 23 de mayo), a la Gaga le sobran maneras pero le faltan canciones. No podemos negar que “Judas” se engancha, pero se engancha de una forma tan facilona que te sientes culpable como si te estuvieras tirando a la facilona de tu grupo de amigos. Y tampoco puede negarse que Lady Gaga sigue facturando videoclips tremendos: en esta ocasión, una especie de “La Pasión de Cristo” meets “Mad Max” dirigida por Frida Kahlo. Pese a todo, los hechos son los hechos: y lo cierto es que a no ser que el nuevo disco de la Gaga tenga golpes ocultos, vamos a estar ante un bluff más apestoso que un pedo de abuelo.

No Hay Más Artículos