Y ahora viene cuando Katy Perry se reinventa… Y la jugada le sale medio bien. Es que no basta con tener a Kanye West arreglándote la mitad de la canción, con contratar a Floria Sigismondi para que te apañe un video (tremendo, eso sí) y con mimetizar al completo las enseñanzas estéticas extraterrestres de Lady Gaga para triunfar en los mismos círculos que los tres mencionados suelen arrasar. “E.T.“, al fin y al cabo, suena a medio camino entre un hit westesco y un no-hit a lo Evanescence… Aunque eso no quita que, si hemos de ser sinceros, con esta jugada la tipa nos caiga un 72% mejor que cuando se dedica a hacer, simple y llanamente, de Katy Perry.

No Hay Más Artículos