El diseño es algo que se ha filtrado en absolutamente en todos los recovecos de nuestra vida cotidiana… O, al menos, es a eso a lo que aspiramos la mayoría. Por eso no es de extrañar que ahora por fin se vayan abriendo en nuestro país lugares como la barcelonesa Openhouse (en el número 6 de la céntrica calle Notariat, muy cerca del MACBA). Tal y como consta en su Facebook, “Cuando entras en Openhouse no entras en una tienda, sino que entras en una casa, una casa que tiene de todo: muebles, arte, plantas, perfumes, ropa, accesorios… vida. El diseño llega de forma natural“. Una definición pluscuamperfecta para un espacio de esos en los que aterrizas y te ves inmediatamente sobrepasado por la cantidad de propuestas que desearías incorporar a tu vida. En los últimos tiempos, por ejemplo, sorprenden las porcelanas preciosas de Aitor Saraiba, las esculturas de Elina Sailonen (en la foto superior: pequeños osos de bronce encerrados en tarros de miel), las estanterías de Thomas Keis, las tazas y vasos que oh!BCN realizan a partir de diferentes partes de botellas, la colección casi completa de números de la imprescindible publicación “Apartamento” e incluso la nueva línea de cosmética Adore. Sin duda, es imposible no hacer caso a las puertas abiertas de esta casa que Andrew Trotter pone a nuestra disposición. Ahora bien, para salir de allá más vale que tengas un camión en la puerta esperando para transportar todo lo que vas a querer llevarte.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.