sufjan-stevens-take-me-temazo

Sufjan Stevens es de esos tipos que no sabe hacer las cosas mal ni a medias. Cuando, por ejemplo, decidió prologar su sublime pero ya demasiado lejano “The Age of Adz” (Asthmatic Kitty, 2010) con un EP (y teniendo en cuenta que un EP suele ser la excusa para meter mucha paja y canciones inacabadas e insulsas), acabó lanzando un mini-LP tan maravilloso como “All Delighted People” (Ashtmatic Kitty, 2010), donde no sobraba ni un minuto y donde el artista seguía impulsando sus saltos mortales hacia la altura habitual en él. Por eso mismo, ya puedes imaginar el nivel ahora que a Sufjan no sólo le da por escribirle cartas abiertas a Miley Cyrus para corregir la gramática de sus letras, sino que también ha decidido airear un tema peregrino nunca publicado que resulta que estaba aparcado en un disco duro: es lo que comunmente se conoce como una “demo”… pero no tiene la calidad de ninguna demo conocida.

Tiene calidad suficiente como para estar en cualquiera de los discos de Sufjan Stevens, pero especialmente en ese “The Age of Adz” en el que decidió darle caña a los envoltorios electrónicos: “Take Me” arranca como un loop electrónico sobre el que flota una melodía en forma de bruma algodonosa. Y es precisamente esta cualidad, la del algodón, la que ostenta también la de su propia voz recorriendo un recorrido circular que va desde el titular “love, take me to your room” hasta un desarmante “I wanna be your friend” con el que Sufjan vuelve a ponernos los pelos de punta y a obligarnos a desear que sea nuestro amigo, nuestro amante, nuestra pareja hasta el fin de los tiempos. Pero entonces llega la gran cuestión: llevamos desde 2010 en sequía de Stevens y empezamos a notar los estragos de un manozo tremendo. ¿Nuevo disco de Sufjan para cuándo?

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend