Ayer los Sons se echaban a la carretera por cuarta temporada. La troupe motera de Samcro volvía a la televisión americana con fuerzas renovadas y las mismas ganas de liarla on the road. Como todavía no hemos podido ver el primer capítulo, no sabemos si el rollo tirará por la deriva folletinesca de la tercera temporada o si, por el contrario, aprenderán de los errores y se redimirán recuperando el pulso shakespiriano de las dos primeras. Los fans la seguiremos a muerte porque, pese a todo, Jax Teller sigue siendo ése heroe post teenager maldito que tanto engancha, Clay es el Padrino forrado en cuero que lo mismo te provoca ternura que temes que te saque una navaja y, sobre todo, Gemma sigue siendo esa grandísima hija de puta, amantísima madre y chunguérrima suegra que tanto nos gusta. Pulularán de nuevo los satélites moteros de Charming y no sabemos a qué mal se enfrentarán ahora, lo que sí tenemos claro es que “Sons of Anarchy” nos despiertan muchas ganas de pillar curdas de Jacks y de lamer los guardabarros de una Harley. Y si toda esta perorata te suena a chino, échale un vistazo a la reseña que le dedicamos en su momento, hazte un favor, y ponte a verla ya.

Para los demás, aquí os dejamos con un momentum looks para conseguir el rollo de uno de los personajes más carismáticos y, posiblemente, el más admirado. Porque el cuero mola. Y eso es así.

GEMMA TELLER. Si hace diez años nos hubieran dicho que la Peggy Bundy de “Matrimonio con Hijos” se iba a convertir en el súmum de la sexualidad femenina pasados los cuarenta, nos hubiéramos partido la caja. Pero es así. No es sólo que la actriz que la encarna, Katey Sagal, esté de un buen ver que pone verde de envidia -yo juraría que sólo tiene operadas las tetas-, sino que su personaje es de esos que se la comen a una viva, que se engrandecen en la pantalla y que convierten cualquier trama de mierda en una auténtica epopeya cinematográfica. Gemma es Juno, la representación de la Madre Protectora y a la que, a la vez, hay que temer.

¿Qué pasaría si la buena de Gemma se gastara toda la panoja que gana su marido con sus trapicheos en trapos en lugar de en barriles de whisky de doble malta? Que la señora podría ponerse una chupa a su altura de Phillip Lim o unos United Nude con taconazo y diseño estratosférico (en la foto, el modelo Cup Kelly Boot) para pisotear los cráneos de cualquier fulana que se pusiera en su camino. Con ese cuerpazo que se gasta la buena mujer, nada mejor que unos Balmain rotos de tiro bajo -con lo que a ella le gustan- y, con esto, una camiseta de algodón cualquiera completaría el look.

Gemma es una señora de una cierta edad que no le teme a enseñar sus atributos ni adornalos lo que haga falta. Sin duda, usaría un lipstick de la gama Rouge Volupté de Yves Saint Laurent. En cuanto a complementos, Gemma nunca deja en su bolso sus Ray-Ban Aviator y siempre dice sí a cualquier joyería con iconografía de calaveras que atemoricen al personal… Por supuesto, las joyas de Alexander McQueen estarían totalmente a la altura de la Reina de Charming, pero también se dejaría seducir por el encanto de las joyas étnicas e impresionantes de Eden.

No Hay Más Artículos