Fantastic 2015. EPs internacionales

Ya están aquí: son los 15 EPs internacionales que deberías haber escuchado en este año 2015… Bueno, deberías haberlos escuchado ¡y adorado!

 

Nuestras listas de los mejores EPs del año, una internacional y otra nacional, han ido creciendo de forma exponencial año tras año… Y, ahora que se han estabilizado, una cosa os decimos: a veces hemos forzado ese crecimiento y nos hemos visto con poco donde seleccionar. Pero precisamente ahora, con la ya mencionada estabilidad, nos encontramos con que nuestro formato es óptimo: quince EPs internacionales y quince EPs nacionales. Ni hay lanzamientos se queden fuera, ni tenemos que meter relleno. Es perfecto.

Y eso se nota más que nunca en nuestra lista de los mejores EPs internacionales del año 2015. De nuevo, resulta que el EP es un formato al que le están dando caña artistas más bien novedosos que no están programados por los formatos estancos de la industria musical anticuada. Los nuevos sonidos se merecen un nuevo formato, y ese es precisamente el EP.

Así que, sin más dilación, os dejamos con los que para Fantastic Plastic Mag han sido los quince EPs internacionales más relevantes de este año 2015. Y una cosa os decimos: por una vez, no hemos necesitado ningún tipo de debate para estar de acuerdo en quién debía llevarse el número 1.

 

tala15. “MALIKA”, de TĀLĀ. Es una verdadera mierda que TĀLĀ esté pasando desapercibida por eso de que, al fin y al cabo, bebe de muchas aguas pero no se baña en ninguna. Partamos del nu-r&b y de los future beats, vale, pero a partir de ahí todo se desdibuja. Para empezar, TĀLĀ rompe fabulosamente la baraja de la dialéctica entre lo masculino y lo femenino que ha polarizado a estos géneros: su música es puramente masculina, pero su voz y ciertas aproximaciones sensuales (escasas, eso sí) dejan claro que detrás de este proyecto hay una mujer de armas tomar. Y después esta la visión internacionalista de sus canciones, en las que se pueden encontrar ecos de la África negra, tonos arábigos e incluso toques orientales, todo ello sin dejar de sonar a subsuelo londinense. Al fin y al cabo, la capital británica siempre ha sido crisol de culturas, ¿no? Sea como sea, en su último EP, titulado “Malika” (Aesop, 2015), hay canciones con colaboradores de todo el mundo, y eso se nota en el abanico de sonidos que la diva en ciernes pone sobre la mesa… Sobre todo en esa “Wolfpack” a pachas con Banks que, más que a duelo de ídolas, sabe a jugueteo entre unas sábanas bien húmedas. Se confirman las sospechas: el futuro de la renovación del r&b no está ni en Inglaterra ni en EEUU… Está desperdigado por el mundo. [Raül De Tena]

 

momo14. “INTL STYLE”, de Momo. Las cuatro canciones que la neoyorquina casi debutante Momo Ishiguro ha compuesto, interpretado y producido para este precioso EP, “Intl Style”, suenan a todo lo que nos hace querer enamorarnos fuerte. Así, si “Shonda Rhimes” nos atrapa y nos hace querer abandonarnos a nuestra suerte en la pista de baile, “A Novel Light That Changed” -tan cercana a veces a las producciones de Dev Hynes– nos devuelve a un rincón oscuro de la discoteca donde poder llorar por lo perdido o por lo no ganado. Mientras, el bajo disonante y pitcheado de “Young in Tempo” se mezcla con una línea de sintetizador para hacernos flotar apenas un par de centímetros por encima de tierra firme, para que “16 Billion” nos devuelva a la calma cálida de los edredones, solo o preferiblemente acompañado. El pequeño sello Art Not Love Records se puede dar con un canto en los dientes: acoge en su seno una de las más preciosas joyas ocultas de 2015. Puritita euforia. [David Martínez de la Haza]

 

class-actress13. “MOVIES”, de Class Actress. ¿Dónde se había metido Elizabeth Harper, dama del synthpop estiloso que hizo de su debut en largo, “Rapprocher” (Carpark, 2011), un arma de seducción masiva hace cuatro temporadas? No tenemos la respuesta, aunque su regreso con el EP “Movies” (Casablanca, 2015) certifica que su proyecto Class Actress -personal a todos los efectos, puesto que ya no se encuentran en él Scott Rosenthal ni Mark Richardson- se mantiene musicalmente muy vivo. Tras fichar en 2013 por el emblemático sello Casablanca, Harper reclutó a dos escuderos de lujo -entre otros colaboradores- para dar forma a su nuevo trabajo: Neon Indian (que lleva “GFE” a una dimensión glo-fi) y, especialmente, Giorgio Moroder (su mano -más próxima a “Midnight Express” que al reciente “Déja Vu”, menos mal…- se aprecia en la base cósmica y fluorescente de “More Than You” y “The Limit”) la ayudaron a poner banda sonora a un fondo argumental basado en las fantasías de una mujer que se adentra en los claroscuros del glamour hollywoodiense. Una historia poco original pero que facilita que Class Actress vuelva a retozar entre suaves sábanas sintéticas ochenteras, aunque realiza un par de interesantes escapadas: en “Love My Darkness”, hacia el electro-R&B contemporáneo; y en “Movies”, hacia el pop dramatizado propio de Lana del Rey. Dos vías estilísticas que, quizá, Elizabeth Harper explore con mayor profundidad en el futuro… [Jose A. Martínez]

 

annie12. “ENDLESS VACATION”, de Annie. Es lo que pasa cuando la industria musical te da más problemas que el servicio de atención telefónica de Movistar: que, al final, todo te la suda y haces lo que te da la gana. Después de que el segundo disco de Annie estuviera en el limbo durante varios años por culpa de su discográfica, parece que la sueca ha aprendido la lección y que va a hacer las cosas a su manera. Ya lo demostró en su anterior “The A&E EP” (Pleasuremast, 2013), donde se juntó con su productor fetiche Richard X para facturar un EP maravilloso que recuperaba el euro dance de la forma más sana posible: sin pretensiones. Dos años después, sigue sin haber disco de Annie a la vista. Pero, para compensar, la ídola ha lanzado un EP titulado “Endless Vacation” (Pleasuremast, 2015) en el que vuelve a retozar con Richard X para facturar cuatro hits que llevan incluso un poquito más allá su rollito euro dance noventoso: “Cara Mia” podría ser un single perdido de Ace of Base; “Dadaday” es algo así como Vengaboys con bien de vocoder y con el tempo ralentizado; “Out of Reach” nos recuerda que Enigma existieron (y que algún día tendremos que recuperarlos); y, finalmente, “WorkX2” vuelve a poner sobre la mesa las comparaciones con Kylie. Las sensaciones son encontradas: por un lado, placer ante semejante EP repleto de hits; por el otro, pena porque parece que tendremos que resignarnos a no tener otro disco de Annie entre nuestras manos nunca jamás. [RDT]

 

panda-bear11. “CROSSWORDS”, de Panda Bear. Por si no hubiera sido suficiente haber entregado uno de los discos más sobresalientes del año, Panda Bear Meets The Grim Reaper (Domino, 2015), Noah Lennox aka Panda Bear se sacó de su genial chistera un EP -junto a otro de relecturas publicado a cuenta del mencionado álbum, “PBVSGR Remixes” (Domino, 2015)- que supera la condición de simple entremés al demostrar que en su baúl se habían quedado guardadas algunas gemas dignas de ser descubiertas. “Crosswords” (Domino, 2015) es, de este modo, un agradecido complemento que rescata tres temas inéditos que, vaya usted a saber por qué, no accedieron al tracklist final del LP. En ese saco no entran la titular “Crosswords (EP Mix)”, lógicamente, que se presenta en una mezcla no muy distinta en cuanto a ornamentación y sinuosidad con respecto a su versión original; ni tampoco “The Preakness”, incluida en la edición extendida de “Tomboy” (Paw Tracks, 2011) y que aquí gana enteros al subir su tempo sin perder su halo hipnótico. El resto del contenido del EP transita entre las nebulosas que salpican el característico universo del Oso Panda, volviendo a traer al presente un retazo de pop futurista (“No Mans Land” se mueve de manera imprevisible según las luminosas inflexiones una melodía beachboyesca), revistiendo de luz y color un ritmo hip-hopero (“Jabberwocky”) y recordando a su banda madre, Animal Collective, con un bombón pop relleno de mermelada de fresa de efectos alucinógenos (“Cosplay”). La cornucopia sonora de Panda Bear parece no tener fondo. [JAM]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend