series-tv

¿Quién dice que la Edad de Oro de la televisión está llegando a su fin? El nivelazo de nuestra lista de las mejores series del 2014 lo niega por completo.

 

En este año 2014 nos ha tocado luchar contra la insidiosa sensación general de que esa Edad de Oro de la televisión de la que hablábamos hace unos años está empezando a agotarse… Cierto es que muchas de las series que se convirtieron en estandartes absoluto de aquella nueva preponderancia de lo catódico han ido poco a poco echando el cierre: esta temporada no sólo hemos visto como “Boardwalk Empire” decía adiós, sino que “Mad Men” también tiene los episodios contados. Y cierto es también que aquellas series parecen decir adiós sin haberle pasado el testigo de forma clara a ninguna de las recién llegadas. Si a eso le sumamos que el nuevo formato de serie estrella es esa que cada temporada va a cambiar de tramas y protagonistas, extirpando la profundidad de las series-río que nos engancharon en el pasado, no es de extrañar que exista esa sensación de que nos estamos quedando huérfanos.

Pero resulta que, si hacemos balance, en nuestra lista de las mejores series de televisión de este año 2014 constan doce novedades y ocho clásicos. No está nada mal, ¿verdad? ¿Será, entonces, que nos encontramos en una transición más que en un declive? ¿Que las sucesoras a las grandes series de hace unos años ya están entre nosotros pero el duelo por las recientemente fallecidas no nos permite abrazarlas todavía con fuerza? Más que probablemente, estas preguntas no tendrán respuesta hasta el año que viene (o incluso un poco más allá). Mientras tanto, a nosotros nos parece que nuestra lista de las mejores series del 2014 es tan vibrante como la del 2010. Hemos dicho.

 

new-girl

20. NEW GIRL. Lo siento, digan ustedes lo que digan, voy a defender a capa y espada la sensación de que “New Girl” es (o debería ser) la nueva “Friends“. Ni “Cómo Conocí a Vuestra Madre” ni “Happy Endings” ni ninguna otra: la mandanga definitiva la tienen Zooey Deschanel y sus compañeros de reparto. Cada vez más. Con la cuarta temporada en antena, y con “Modern Family” jugando en otra liga completamente diferente (es decir: no confundamos las sitcoms familiares tipo “Padres Forzosos” con las de amigotes tipo “Friends“), “New Girl” ha conseguido convertir a sus seis personajes principales en verdaderos iconos que están a un pelo de chichi de convertirse en un hito generacional: siendo Coach el único carácter que flaquea mínimamente (por eso de ser el último en haberse incorporado a la serie y porque parece que todavía está buscando su lugar, su tono, su registro), es difícil no mirar sobre el espejo de los protagonistas de “New Girl” y ver tu propio reflejo. Procrastinación cervecera, Manic Pixie Dream Girls, metrosexualidad, peterpanismo, el declive de la belleza femenina y el enbrutecimiento de lo masculino, el colegueo como el Santo Grial… “Friends” supo capturar el zeitgeist de la generación de los 30 en los 90 a base de risa(s), y “New Girl” debería pasar a la historia por el mismo motivo. [Raül De Tena]

gotham

19. GOTHAM. Los superhéroes proliferan, para bien o para mal, en el panorama de las series de televisión. DC Comics ataca este año con “Gotham” (si Marvel arremete “Agents of S.H.I.E.L.D.“, DC hace lo propio con esta serie y con “Flash“, pero esa es otra historia): una serie que explora las raíces de los villanos más populares de la ciudad de Batman, pero también las del detective todavía novato James Gordon, miembro del departamento de policía de la ciudad. Nos encontramos también en Gotham con un jovencísimo Bruce Wayne, encarnado por el pequeño David Mazouz, que funciona como personaje secundario dando cohesión a la trama. En el bando de los antagonistas, cabe destacar el personaje de Oswald Cobblepot, el Pingüino, sádico lacayo de Fish Mooney que domina el episodio piloto de la serie. Los demás villanos son los archiconocidos en el mundo DC: Selina Kyle (Catwoman), Enigma, Dos Caras

Los personajes de “Gotham” forman parte de una compleja red de relaciones en la que no es difícil rastrear puntos de contacto que rozan el absurdo. No obstante, gracias a estos aparentes sinsentidos, uno se encuentra siempre a la expectativa del siguiente paso que tomará la carrera de los personajes. ¿Por qué trabaja Enigma en el departamento de policía de Gotham City? ¿Qué función tiene en la trama global? En cualquier caso, resulta interesante explorar el complicado microcosmos de la ciudad de Gotham a través de la serie de la FOX. A pesar de todo, no creo que esta sea una serie capaz de satisfacer a los fans incondicionales de DC Comics. Como máximo, puede ser disfrutada por el espectador medio y, desde la perspectiva de este espectador en particular, funciona como una buena serie de entretenimiento, con un puesto legítimo en el panorama televisivo de este año. [José Manuel Romero Santos]

agents-of-shield

18. AGENTS OF S.H.I.E.L.D. A ver, no voy a engañar a nadie: la mitad del tiempo que emplees viendo “Agents of S.H.I.E.L.D.” lo vas a pasar pensando lo jodidamente mala que esta serie. “Mala” en un sentido a lo primer Joss Whedon (que para algo está implicado en este tinglado) o a lo “Embrujadas“: cromas imposibles, acciones que no concuerdan con los efectos especiales, actores clicheteros, FX de baratillo, tramas mil y una veces revisionadas… Y, sin embargo, la otra mitad del tiempo que emplees viendo “Agents of S.H.I.E.L.D.” lo vas a pasar pensando lo jodidamente enganchado que estás a la puñetera serie. Y es que, al fin y al cabo, esto es lo que siempre ha tenido la sci-fi de perfil bajo: una capacidad extrema para lobotomizar, para liberar en tu cuerpo todo un conjunto de endorfinas que te obligan a desear profundamente que alguien convierta esta serie en carne de maratones de domingo que alivien tu resaca post-fiestaca de sábado. Si, además, eres un fan mínimo de Marvel (o, por lo menos, de los últimos films de esta santa casa), lo vas a gozar con sabrosura de la buena. De la de Pitbull. De la de Wisin & Yandel. Si existe un equivalente televisivo al perreo reguetonero, tened por seguro que ese es “Agents of S.H.I.E.L.D.“. [RDT]

the-affair-01

17. THE AFFAIR. Como ya está todo inventado, al menos aporta algo cuando des la enésima vuelta de tuerca a algo que ya hemos visto. Si “Rashomon” ya la hizo un señor japonés hace 60 años (además de muchos después de él y seguro que alguno antes), no intentes hacer como que todo eso no existió: escoge un hilo del que tirar e intenta aportar tu granito de arena. “The Affair” cuenta una misma historia, la de una relación adúltera con ¿trágicas? consecuencias en el futuro desde dos puntos de vista: el de él, Noah (Dominic West), maestro de enseñanza pública que quizá intenta vivir la vida que nunca tuvo, y el de ella, Alison (Ruth Wilson), la camarera de pueblo que intenta sacar la cabeza de debajo de la tierra. No es la primera vez que vemos algo parecido, por supuesto, pero la serie deja claro desde su fascinante piloto (sin duda lo mejor de este otoño televisivo) que tiene un hilo del que tirar y que puede dar mucho de sí.

Porque el formato televisivo, que no vale para cualquier tipo de contenido (y ahí están todas esas comedias románticas en versión catódica pegándosela para demostrarlo), sí parece muy adecuado para aprovechar las posibilidades de esta historia de la manera más estimulante. No tenemos, como en otros casos, unos mismos hechos contados desde distinta perspectiva; ni siquiera tenemos, como en aquella inteligente pirueta de edición de “True Detective“, una narración que nos siga dando la verdad en on allí donde las versiones de los testigos en off empiezan a apartarse de ella. “The Affair” cuenta dos versiones de una misma historia, que a veces coinciden, a veces difieren en detalles nimios (pero muy interesantes de analizar: la ropa, los gestos, la propia belleza de los protagonistas y sus reversos dan para post propio) y a veces entran en flagrante contradicción. Dicho de otro modo: no podemos saber cuál es la verdad… [leer más]

bates-motel

16. BATES MOTEL.Bates Motel” es una serie extraña, complejamente anacrónica y con un punto de morbosidad que nada en el límite de lo políticamente correcto. Antecendente de los sucesos narrados en “Psicosis” de Alfred Hitchcock, esta serie explora la infancia-juventud de Norman Bates, deteniéndose en las experiencias que llegarían a forjar el carácter psicótico del futuro asesino. Freddie Highmore (sí, el niño de “Charlie y La Fábrica de Chocolate“) encarna al joven Bates. Uno no puede evitar preguntarse si su falta de expresividad se debe a un genuino intento de remedar la enorme inhibición emocional de su personaje o si, por el contrario, resulta que como actor no tiene mucho que decirnos (el crítico se enfrenta aquí con la tesitura genio-o-tonto). La interpretación de Vera Farmiga como Norma Bates, madre del protagonista, es, no obstante y sin lugar a dudas, excepcional. Su papel de madre constrictor, sobreprotectora y esquizofrénicamente inquietante supera con creces a la de los demás actores de la serie.

En cuanto a la trama, el primer disgusto llega cuando Norman Bates, esperando la llegada del autobús, escucha música en su iPhone 5s gris espacial con chip A7, Touch ID, conexión a redes 4G LTE, etc. Dada la línea sesentera que esperábamos y que hasta el momento (escasos minutos) se venía intuyendo, uno se pregunta (y reza porque así sea) si esta intrusión anacrónica es una especie de técnica experimental del guionista. La respuesta es negativa. El argumento de “Bates Motel“, igual que en “Hannibal“, ha sido históricamente actualizado (por lo que la confusión precuela/secuela es demasiado sofisticada como para desarrollarla en este texto). Superado el disgusto, no hay nada que nos impida disfrutar de “Bates Motel“… El decorado de la serie es una recreación exacta del utilizado por Hitchcock en la película original, el argumento aguanta el tipo y varios personajes, como el sheriff César Romero o Dylan Massett (hermanastro de Norman), son susceptibles del cariño del público. En resumen: “Bates Motel” no ofrece algo distinto a lo que nos ofrecen otras series del año, pero eso no significa que no merezca estar en nuestra lista. Así también deben creerlo los ejecutivos de A&E Network, que han decidido renovar la serie para una nueva temporada. [JMRS]

No Hay Más Artículos