Da igual lo que te dijera tu abuela: lo de “nunca juzgues un libro por su portada” es una verdad a medias. Y más todavía en los tiempos en los que vivimos, cuando la ley imperante del diseño gráfico como creación y expresividad se lleva hasta el extremo para hacer de un disco toda una experiencia a muchos niveles (tomen ustedes como ejemplo lo de The xx y esos visuales acuosos con los que han engalanado la X de su portada y cada uno de sus videos). Está claro que Lana del Rey no sería lo que es si no apareciera monísima en todas sus portadas, pero también que Gossip a lo mejor hubieran encontrado más apoyo a su causa mutante si no se hubieran empeñado en crear una portada horripilante como pocas. Sea como sea, empezamos a caldear el ambiente de las listas anuales atacando a lo básico: las mejores y peores portadas que han alumbrado estos últimos doce meses…

.

MEJORES PORTADAS. Que conste que hemos sido los primeros sorprendidos al empezar a hacer recuento y ver que, al final, sólo ha habido una portada que todos hayamos votado. Así que había que celebrarlo: Bat for Lashes lo merece, tanto por el buen gusto de contar con Ryan McGinley como fotógrafo como por la conceptualidad de aparecer en bolingas con “el hombre cazado” a sus espaldas. También ha habido cierta polémica: algunos han estado a punto de ser apedreados por votar la portada de Grimes, la lapidación ha aparecido en el horizonte por algunos talibanes haters del artwork de The Crystal Ark, todos estábamos a favor de Lana del Rey pero había división entre su “Born to Die” y su “Paradise“… Elecciones difíciles, pero nada que nos impidiera llevar a buen término nuestro resumen del año en portadas. Abiertos a la polémica.

1 2
No Hay Más Artículos