estacion-espacial-deseo

Buena parte del éxito de Ralph König se debe a su capacidad innata para crear personajes icónicos, ya sea Luigi Mackeroni (el inspector de “El Condón Asesino“), los perros Roy y Al o, por encima de todos, Konrad y Paul. Estos dos ya han protagonizado muchos de los libros de König, pero puesto que el público sigue pidiendo más, ¿por qué no darles más? En un momento en el que los aficinados al cine no dejan de hacerse pajas con la posibilidad de ver crecer al niño de “Boyhood“, los aficionados al cómic sabemos qué es esto de crecer junto a personajes como esta pareja que se unió en un momento en el que ser gay era algo completamente diferente (y puede que más peligroso, divertido y excitante).

Así que celebremos por todo lo alto que La Cúpula edita la última novedad de Ralph König: “Estación Espacial Deseo“, que viene subtitulado como “Una Historia de Konrad y Paul” precisamente porque viene a ser una nueva vuelta de tuerca a la relación de pareja de estos dos personajes. Y cuando decimos “una vuelta de tuerca” lo decimos con todas las de la ley, ya que “Estación Espacial Deseo” va a sorprender a los que crean saber lo que pueden o no pueden esperar de un tomo de estos dos elementos.

En esta ocasión, Paul fantasea con una novela de ciencia ficción que está escribiendo y en la que vierte el deseo hacia el neandertal de su cuñado: su libro habla de dos astronautas que, en el año 2021, se ven obligados a convivir durante meses en la órbita de Marte, planeta en el que se están explotando diversas minas de testosterona que palíen el hecho de que a los hombres de la Tierra ya no se les pone dura. König 100 %, vamos. Lo mejor de todo es que Konrad no se queda atrás, y mientras Paul fantasea con astranautas y con morlacos, él tiene un especie de affair con un alumno de piano, todo ternura y timidez.

Así sí que da gusta volver a recurrar a personajes conocidos: cuando tienes la sensación de que el autor no está aprovechando el tirón para hacer caja, sino caudno más bien te das cuenta de que el autor mima a sus personajes tanto que sigue extrayéndoles novedades que sorprendan a sus lectores.

 

No Hay Más Artículos