Escuelas Pías: lo que va de The Cure a Beach House

¿Qué es lo que va desde The Cure a bandas como Beach House? Ni más ni menos que Escuelas Pías, que son nuestros nuevos WhatsHype!?

 

¿DE DÓNDE SALEN? De Sevilla. Concretamente, del seno de las desactivados Sundae, banda a la que pertenecían Davis y Cristian. Poco tardó el dúo en formar un nuevo proyecto compartido, Escuelas Pías, cuyas coordenadas estilísticas no se alejaban demasiado del indie-pop / post-punk de su grupo anterior para explorar, eso sí, su vertiente shoegaze más ensoñadora.

Siguiendo esas pautas sonoras dieron forma a las cuatro canciones de su EP de estreno, el publicado en septiembre del año pasado y en edición limitadísima “Escuelas Pías” (Discos Imaginarios, 2015), en el que ya se bosquejaba la querencia de Davis y Cristian por la caja de ritmos, los sintetizadores vaporosos y la electricidad guitarrera de cristal. O, como ellos mismos han calificado, synthgaze melancólico, etiqueta que sienta como anillo al dedo a sus composiciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta un detalle: Cristian también es miembro de la banda Blacanova; y de ella rescata, como si fuera empujado por alguna clase de irresistible fuerza natural, sus tonalidades sombrías para oscurecer tanto algunas capas de su sonido como parte del imaginario de sus textos.

Aunque, en realidad, Escuelas Pías no buscan tintar completamente de negro su discurso, sino que dejan que la luz también entre y lo ilumine. Se llega así a uno de los puntos definitorios de su estilo: el juego de contrarios entre desazón y esperanza, placidez y dolor, fulgor y tinieblas. A partir de esos contrastes, el dúo exprime la paleta sonora más delicada, evocadora, profunda y espacial de los sintetizadores y teclados para armar un tecnopop granulado e impresionista que se mueve por impulsos after-punk (los acordes de guitarra no engañan) y se introduce en espirales de shoegaze sintético. Así se describe el contenido de su recién publicado primer largo, “Nuevas Degeneraciones” (El Genio Equivocado, 2016), de elocuente título que ofrece pistas sobre la propuesta de Davis y Cristian y sus efectos sensoriales y emocionales.

Escuelas Pías

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Escuelas Pías conjugan perfectamente un envoltorio sonoro hechizante con una lírica magnética que teletransportan al receptor a mundos imaginarios tanto interiores como exteriores. Buenos ejemplos de ello son los dos temas que avanzaron el alumbramiento de “Nuevas Degeneraciones”: “Temporal”, que exhibe unas frágiles texturas electrónicas y un sensible estribillo desarmante; y “Otoño de Revolución”, gema synthpop cubierta de polvo cósmico.

Pero, además de este par de piezas, también destacan la onírica “Maldad en la Residencia” (o el resultado de encontrarte a The Cure en un sueño), la disco-pop “Devil D” (como si Trembling Blue Stars se dirigiesen a la pista de baile), la reconfortante “Todos los Santos”, la neworderiana “Zoo” o la briosa “La Ciencia del Iluso”. Si a las referencias mencionadas añadimos unas gotas de Beach House y Cocteau Twins, completaremos la arquitectura del palacio celestial en el que residen Davis y Cristian.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Más allá de sus (más o menos) evidentes influencias y de que la materia prima que manejan es de sobra conocida, Escuelas Pías modelan una concepción del pop electrónico gaseoso tan íntima y personal que les permite asomar con fuerza en ese conjunto de representantes patrios del nuevo synthpop como los pujantes Presumido o del shoegaze pop como Linda Guilala. Los aficionados a esos dos subgéneros podrán hallar en “Nuevas Degeneraciones” el disco ideal para impregnar su alma de exquisita melancolía y sugestivas sensaciones.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Synthgaze + The Cure + melancolía + Cocteau Twins = Escuelas Pías

MÁS EN… su Facebook y su Bandcamp.

MIRA… “Temporal”.

No Hay Más Artículos