Los 10 mejores EPs internacionales de 2016

Podríamos tomarnos esta lista de los mejores EPs Internacionales de 2016 como una cantera… Si no estuviera superpoblada por artistazos veteranos.

 

La mayor tentación sería considerar nuestra lista de los 10 mejores EPs internacionales de este año 2016 (los nacionales puedes verlos en este otro artículo) como una especie de cantera de la que extraer las nuevas bandas de las que hablaremos en próximos años… Al fin y al cabo, es lo que la industria nos ha enseñado, ¿no? Que el formato EP es el formato con el que presentar a las futuras estrellas, con el que probar suerte, con el que ver si la cosa funciona antes de pasar a mayores.

Y repetimos: algo de eso hay en la lista que viene a continuación… Pero, a la vez, sorprende observar cómo algunos de los artistas mas veteranos han conseguido la excelencia en el formato EP durante este año 2016. Ahí están Wolf Parade, Lush, Aphex Twin y Massive Attack. Uno de ellos, de hecho, es el número uno de nuestra lista, lo que viene a significar que esto no es cosa de recién llegados, sino que más bien es un arte de precisión que incluso los que llevan un tiempo asentados en sus tronos quieren practicar.

Pero no nos enrollamos más, que este formato brilla por su corta duración, y al final va a resultar que este texto va a quedar demasiado largo. Sin más dilación, os dejamos con la lista de nuestros 10 EPs internacionales del año 2016.

 

Wolf Parade10. EP4, de Wolf Parade. Wolf Parade llevaban en silencio desde el lejano año 2010 y, por lo tanto, la población mundial se dividía en dos facciones: los que pensábamos que c’est fini y los que no tenían ni puta idea de quiénes eran Wolf Parade ni les importaba tres mierdas. A los que sí que nos importaba de vez en cuando nos invadía cierta sensación de nostalgia: la conjunción explosiva (y muy antitética) de Dan Boekner y Spencer Krug arrojó sobre nosotros un material de guitarras y vítores analógicos de los que ya no se encuentran en la era del hit digital pasado por el auto-tune. Por eso mismo sorprendió la solvencia con la que han entregado este “EP4” en el que a lo mejor se echa de menos un poquito más de la fricción y de la lucha de contrarios de la que nacieron las mejores composiciones de Wolf Parade, pero que contiene cuatro temazos con espíritu de hit coreable que no sólo debería abrirles a Boekner y Krug las puertas del circuito festivalero del año que viene, sino que sobre todo marca el paso hacia un nuevo álbum que ya se ha convertido en una de las grandes promesas del ¿año que viene? Por favor, sí. [Raül De Tena]

 

Charli XCX9. VROOM VROOM, de Charli XCX. “Vroom Vroom” contiene cuatro canciones que no tienen nada de desperdicio: “Vroom Vroom” bascula entre los puentes bombásticos y los estribillos de pop chicloso; “Secret (Shh)” deja en braguitas a todo lo que BOOTS ha producido para la última Beyoncé; “Paradise” asimila los preceptos del happy hardcore de los 90 y lo trae hasta el siglo 21 en compañía de la icónica Hannah Diamond (otro de los puntales de PC Music); y, por encima de todas, “Trophy” debería convertirse en un himno postmoderno no sólo por su referencia directa a “Pulp Fiction” en el sampler “I wanna win, I want that trophy” sino, sobre todo, porque consigue llevar varios escalones más arriba el piyulismo que siempre ha pretendido Britney Spears pero que nunca ha tenido el chocho suficiente para llevar hasta un nivel de burraquismo semejante a este. [leer más]

No Hay Más Artículos