Hay que decirlo bien alto: Triángulo de Amor Bizarro son una apisonadora sónica con uno de los mejores directos de la escena nacional… Si no el mejor. Dicho esto, todo lo que os pueda contar a continuación puede pecar de bastante evidente; pero qué queréis que os diga, es la puñetera verdad. El pasado 17 de febrero, la sala Joy Eslava se convertía por primera vez en el escenario de la llamada Enjoy After ARCO, una actividad complementaria a la feria de arte que juntaba a dos artistas, uno nacional y otro proveniente de Holanda, país invitado de esta edición de la feria de arte madrileña.

Triángulo de Amor Bizarro, como ya he dicho, fue un auténtico golpe sobre la mesa de la escena indie española. Un no parar de tralla y ruido que, para más inri, sonaba estupendamente. Ya fuese con los temas más míticos como “De la Monarquía a la Criptocracia“, “El Fantasma de la Transición” o “El Crimen: Cómo Ocurre y Cómo Evitarlo” o con los temas nuevos con los que nos premiaron (cuatro en concreto y que suenan estupendamente), el nivel no bajaba ni un ápice, provocando como colofón final un pogo de dimensiones considerables entre las primeras siete u ocho filas. Exactamente de eso va lo de TAB: de leches y trallazos.

Antes, la noche empezó con Knalpot, el dúo holandés invitado para representar a su país que acabó resultando una agradable sorpresa. Con solo un par de EPs editados, y a la espera de lo que puedan demostrar con su debut, a estos dos chicos no se les puede encasillar prácticamente en nada. Tan pronto se marcaban un tema surfero como uno más caribuniano, e incluso se desmarcaban y tiraban por el kraut-rock. Metamorfosis pasmosa y muy bien ejecutada en un calentamiento que acabó en incendio… Ojalá todos los afters fuesen como este.

[Alejandro Masferrer]

No Hay Más Artículos