Regreso a Twin Peaks, detectives japoneses calentorros, Foster Wallace inédito y Cortázar en cómic entre nuestras lecturas ideales para el mes de mayo.

 

 

CortázarCORTÁZAR (Nórdica), de Jesús Marchamalo y Marc Torices
LA EDITORIAL DICE: «Julio Cortázar, delgado y larguirucho, pelo negro, indómito, barba, gafas de pasta y rostro de adolescente eterno. Uno de los más reconocidos y más queridos autores contemporáneos, y uno de los nombres imprescindibles del boom latinoamericano. Esta biografía ilustrada permite recorrer, de la mano de Jesús Marchamalo y Marc Torices, los episodios más relevantes, iluminadores, de su vida y conocer, como testigos privilegiados, buena parte de su mundo y su literatura: sus lecturas y viajes, su infancia, sus amigos, sus primeros escritos, el jazz, París y sus paseos con la Maga y su amor por los gatos. Un retrato imprescindible del autor de “Rayuela“, lleno de complicidad y admiración. Nunca nadie, antes, nos lo había mostrado así.»
NOSOTROS DECIMOS: Nunca tendremos suficiente de Cortázar… Y aunque, la verdad, nunca nos habíamos planteado la posibilidad de tener su biografía en formato cómic, ahora que está entre nosotros nos pone muy palote.

 

Cuando la vida te da un martilloCUANDO LA VIDA TE DA UN MARTILLO (Sexto Piso), de Kate Tempest
LA EDITORIAL DICE: «En un Londres deshumanizado y cruel, paradigma de una Inglaterra y una Europa donde sólo rige la ley del dinero y donde años de crisis han causado estragos, destruyendo el futuro de millones de personas, cuatro jóvenes -forzosamente cuatro antihéroes- intentan encontrar su lugar, imponerse al caos. Cuando lo correcto no lleva a ninguna parte sino a hundirse más y más en el sumidero de un sistema injusto y clasista, abrirse paso en la vida puede implicar optar por caminos que no son ni los más transitados ni los más agradables. Vender drogas con el fin de poder ahorrar y montar un local con espíritu de barrio, dar masajes eróticos para poder pagarte las clases de danza que dan sentido a tu existencia… Los personajes de esta novela se niegan a aceptar el lugar que la vida y la sociedad les han deparado y luchan sus guerras con las armas que han sabido o podido procurarse en un mundo donde los sueños y el idealismo cotizan muy a la baja.»
NOSOTROS DECIMOS: Kate Tempest no solo es una de las artistas que más ganas tenemos de ver en el próximo Primavera Sound 2017, sino también la autora de una de las novelas que más nos apetecen esta primavera.

 

El hombre que hablaba serpienteEL HOMBRE QUE HABLABA SERPIENTE (Impedimenta), de Andrus Kivirähk
LA EDITORIAL DICE: «Unos osos lujuriosos que seducen a las mujeres, un piojo gigante con cierta inclinación por la natación, un sapo volador y una carismática víbora llamada Ints son algunos de los seres que protagonizan las sorprendentes maravillas de este alarde de imaginación que nada tiene que envidiar a los textos de Sjón, Tolkien o Twain. “El Hombre Que Hablaba Serpiente” narra la fantástica y conmovedora historia de Leemet, un muchacho que vive en el bosque con su familia de cazadores-recolectores y que es, además, el último hablante del serpéntico, un idioma ancestral que le permite comunicarse con los animales. Lamentablemente, a medida que la gente del lugar se traslada a las aldeas, donde se dejan la vida arando la tierra y comen un pan que a Leemet le parece lo más terrible que haya probado jamás, el bosque se va vaciando y sus últimos habitantes tendrán que encontrar un modo de sobrevivir.»
NOSOTROS DECIMOS: Vale, lo sabemos: lo primero que piensa uno ante el título de este libro es en Slytherin. Pero no. Se trata de uno de los fenómenos recientes más sonados en la literatura europea. Y esto no es un argumento de venta: es la pura verdad.

 

Ilustres RaperosILUSTRES RAPEROS (Malpaso), de David Foster Wallace
LA EDITORIAL DICE: «En 1989, David Foster Wallace se trasladó a Boston para cursar el posgrado en filosofía estética de Harvard. Se mudó al apartamento de su antiguo compañero de piso en la universidad, Mark Costello. Viviendo juntos, descubrieron un interés común por la entonces naciente música rap, y DFW se aventura a escribir un breve ensayo en el que intenta desmenuzar el ADN cultural de este género. Mark Costello escribe pequeñas réplicas que luego extiende a ensayos completos, entrelazados con los de Wallace. El resultado será “Ilustres Raperos“, una especie de tratado que intenta encontrar el sentido del rap a partir de la sociología, la economía, la filosofía, la ley y otras tantas disciplinas en las que los autores son solventes. El libro no sólo trata de música: a partir de hablar de rap, las pequeñas digresiones desembocan en páginas enteras sobre comedias televisivas, la entonces llamada Reaganomics, el posmodernismo, la diferencia entre el arte y el entretenimiento o la importancia de usar las preposiciones correctas en la crítica cultural, pero todo queda ligado al tema central de una manera u otra.»
NOSOTROS DECIMOS: ¿Un inédito de David Foster Wallace? ¿Dónde hay que firmar?

 

Los casos del detective Kogoro AkechiLOS CASOS DEL DETECTIVE KOGORO AKECHI (Satori), de Edogawa Rampo
LA EDITORIAL DICE: «Kogoro Akechi no solo es el personaje más popular surgido de la inventiva de Edogawa Rampo sino, además, el investigador privado más ubicuo de la cultura popular japonesa. Su brillante ingenio y extraordinaria capacidad deductiva le permiten desentrañar los casos más inverosímiles y los crímenes más truculentos. La mirada de Akechi va siempre más allá de las apariencias y su mente analítica no pasa por alto el más mínimo detalle, hallando siempre la verdad por muy oscura que esta sea. En este recopilatorio de tres de sus primeros casos, Akechi se enfrenta a un asesino que parece haberse esfumado de la escena del crimen, a un sospechoso fantasma que hace la vida imposible a un importante empresario y, finalmente, al más terrible de los criminales: un vengativo enano que, despreciado por las mujeres debido a su espantosa deformidad, idea un truculento plan para saciar sus apetitos sexuales.»
NOSOTROS DECIMOS: Estamos acostumbrados a las perturbadoras ficciones de ciertos mangas japoneses, así que ya va siendo hora de pasar a mayores con la novela policíaca (e insana) de Edogawa Rampo.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend