Un total de 22 restaurantes que han pasado por “Pesadilla en la Cocina” se unen para interponer una demanda colectiva al programa de Alberto Chicote.

 

Hace unos meses, en Fantastic publicamos un artículo en el que poníamos en tela de juicio el nuevo (aunque un poco viejo) rumbo de la “Pesadilla en la Cocina” de Alberto Chicote. En nuestro caso, decíamos que el programa hacía tiempo que había dejado de tratar de cocina para centrarse en el morbo, el tomateo emocional, el solucionarle la vida a los dueños de los restaurantes por la vía del coaching baratuno… Eso sí, también decíamos que, pese a todo, “Pesadilla en la Cocina” seguía siendo divertido. Y, mientras siguiera siendo divertido, seguiríamos manteniéndonos como espectadores fieles.

Lo que no es divertido para nada es la demanda que le puede caer a Alberto Chicote en concreto y a “Pesadilla en la Cocina” en general. La cuestión es que, tal y como informa La Vanguardia, varios dueños de restaurantes que han pasado por el programa están tan furiosos que se van a unir para hablar de la posibilidad de interponer una demanda colectiva. Las impulsoras de todo el tinglado son dos de las protagonistas de la temporada en curso: Manoli del Irlanda (El Ferrol) y Sole del Café Zamora (Zamora). La primera se ha pagado de su bolsillo un viaje por toda España para “reclutar” a un total de 22 restaurantes -por ahora- que se apunten a la denominada Asociación de Afectados por “Pesadilla en la Cocina”.

La Asociación se reunirá en una cena en Madrid este jueves 19 de enero aprovechando el tirón de la emisión del programa y de la celebración de FITUR en la capital. También están convocados diferentes abogados (o eso afirman las impulsoras de la plataforma). La idea es, básicamente, llegar a un consenso del tipo “la unión hace la fuerza” para demandar al programa y/o a Chicote, a los que se les acusa de “promesas incumplidas” y de “vejaciones” de diferente índole.

Al final, en el programa solo se puede lucir Chicote; no se nos enseña nada de cocina y firmas un contrato que si incumples te obliga a pagar una indemnización que te arruinaría toda la vida“, dice Manoli. Y, aunque la figura de Sole es directamente una de las más antipáticas de la historia de “Pesadilla en la Cocina“, hay que reconocer que al programa hace tiempo que se le ven las costuras… ¿Será esto un duro espaldarazo para Chicote y su espacio televisivo? ¿O no saldrá nada de todo este revuelo? Tendremos que esperar al viernes para ver qué sale de la cena de este jueves.

Más información en la web de “Pesadilla en la Cocina”.

 

No Hay Más Artículos