ckone-01

ck one celebra su 20 Aniversario con una campaña repleta de talentos que te desafían a que hagas algo que sólo puede salir bien: que seas tú para ti mismo.

 

¿Dónde estabas hace veinte años? Como eso es algo que nosotros no podemos saber, permíteme que te diga dónde estaba yo hace veinte años: en el instituto, ese gran laboratorio de pruebas, de aciertos y de errores en los que se forma la personalidad del yo futuro. Año 1994, ya sabes: Kurt Cobain y el grunge como medio de vida, la imposición de los pantalones caídos y del bagging más allá de lo comfy, el amanecer de los club kids que llevarían el flúor y los smileys hasta su máxima expresión… Tres corrientes muy distintas entre las que, sin embargo, cayó un perfume que venía a cambiar las reglas: ck one se convirtió en la fragancia de la juventud, ya fueras grungero, bagger o club kid. Y, a partir de ahí, puede que las modas y las tendencias se hayan ido sucediendo en la calle, pero te puedo asegurar que ck one sigue estando en mi tocador y que es de los pocos perfumes que sé detectar en otras personas. Si te topas con alguien que lo lleva, no tienes que preguntar qué es: sólo sonríes y reconoces a alguien de tu propia tribu.

ck one lleva veinte años siendo el aroma de un tipo de persona muy concreto: después de las tendencias mencionads, llegarían las barbas folkies, el preppy y muchas otras tendencias, pero todas ellas combinaron con este perfume. El motivo es sencillo: Calvin Klein ha sabido seducir a lo mejorcito de cada generación y mantenerlos fieles mientras se hacen mayores. El camino es largo pero interesante: de hipster a trend-setter y de trend-setter a prescriptor. No todos llegan hasta el final, hay que reconocerlo. Pero intentarlo es una experiencia vibrante y excitante que, además, ck one siempre ha sabido atrapar y encapsular como parte de su imaginario. Así lo han certificado siempre, por ejemplo, sus spots publicitarios. Y así ha vuelto a ocurrir, como no podía ser de otra forma, en la campaña de su 20 Aniversario: un punto de inflexión en su historia en el que el reconocimiento de tribu del que hablábamos más arriba se traslada a la esfera de lo digital.

 

ck-one-02

 

El lema siempre ha estado claro, pero en la era de los selfies resulta más provocador que nunca: yo para mí. O, lo que es lo mismo, #ckmeforme. Esa es la brújula que está guiando esta campaña que tiene la punta de su iceberg en un spot audiovisual dirigido sublimemente por el siempre genial Mario Sorrenti: para la ocasión, ha reunido a todo un conjunto de talentos y ha dejado que sean ellos mismos los que, juntos o por separado, a veces nostálgicos, siempre sensuales, se auoretraten sin ningún tipo de complejos. Y ojo con estos talentos, porque entre ellos se encuentran ni más ni menos que Dev Hynes (el hombre detrás de Blood Orange y “culpable” del éxito de Solange), Kelela (que sigue siendo la gran revelación del 2014 a golpe de r&b calentorro), Say Lou Lou (las hermanísimas synth-poperas que aquí demuestran que de lánguidas no tienen ni un pelo), Samantha Urbani (hipster por excelencia al frente de Friends) e incluso un Evian Christ que se ha marcado un temazo en exclusiva para musicar estas seductoras imágenes.

Pero, como decíamos, esto es sólo la punta del iceberg… Por debajo de las aguas corre una onda expansiva que va a hacer muchísimo ruido. Y es que el spot de Sorrenti propone una estética, una idea visual que desafía a quien la ve a adoparla y a hacer suyo el lema #ckmeforme. Snapchat y Tumblr se están convirtiendo en las herramientas básicas de esta nueva tribu digital, así que ahí es donde vas a poder seguir descubriendo el alcance de la campaña. Por ahora, te invitamos a que entres en ckmeforme.tumblr.com y te dejes embargar por el espíritu de todos estos talentos que, si son culpables de algo, es de invitarte a que seas tú mismo de forma expansiva: la idea es que celebres este 20 Aniversario sabiendo que por delante te quedan, como mínimo, otros veinte años de ser tú para ti mismo.

 

No Hay Más Artículos