inside-out

Ya podemos decirlo en voz alta: la llegada de “Inside Out” a nuestra cartelera implica que por fin podemos dejar de actuar como haters con Pixar.

 

A esto se le llama recuperar una tradición por todo lo alto. No sé vosotros, pero yo me había acostumbrado maravillosamente a eso de, justo en la vertical del verano, pillar un buen cubo de palomitas, plantarme en la multisala con el aire acondicionado a mayor potencia (y con VO, evidentemente) y disfrutar como un enano con la película anual de Pixar. De alguna forma u otra, las películas de Pixar siempre fueron brillantes… hasta que llegó el acuerdo con Disney y se lanzaron a la producción de chorradas y secuelas que la mayor parte de veces traicionaban el espíritu primigenio de la productora.Venga, momento hater off.

Pero, ahora, por fin, tenemos entre nosotros “Del Revés“. Y, si nos guiamos por el hecho de que el film ha sido tratado en palmitas tanto en el pasado Festival de Cannes como por la crítica de medio mundo que ya ha podido verla, va a resultar que estamos ante la recuperación de los mejores Pixar. El punto de partida, de nuevo, vuelve a ser dulcemente sencillo pero certeramente matador: “Del Revés” coge a un niño en un momento difícil de su infancia y se dedica a retratar sus emociones. Pero no a la forma del cinema verité, no, sino que literalmente toma sus cinco emociones más primarias (alegría, miedo, asco, ira y tristeza) y las transforma en personajes antromopomorfos que viven en la cabecita del protagonista. ¿Qué podemos esperar? Otra lección de humanidad de la (renovada) Santa Casa Pixar.

El segundo destacado de la semana es más (digámoslo con corrección política) controvertido: “Eternal” es la nueva película de Tarsem Singh. Para algunos, eso significa que es el nuevo trabajo de las muy excepcionales “The Cell” y “The Fall“. Para otros, más bien implica que el tiparraco que realizó “Los Inmortales” (la nueva versión) y “Mirror Mirror” sigue vivo y coleando. Que cada uno se lo tome como quiera, pero la verdad es que no pinta nada mal esta sci-fi sobre un billonario que transfiere su consciencia al cuerpo inerte de un tipo para darse cuenta de que ha salido de la sartén para caer en las brasas.

Y, como bonus track, “Amy (La Chica Detrás del Nombre)“… No voy a decir nada más: es el documental biográfico sobre Amy Winehouse. Amy Winehouse fue grande. Amy Winehouse tuvo una vida de mierda. A Amy Winehouse probablemente es mejor dejarla tranquila. Así que, si te atreves con el documental de Asif Kapadia, que sea bajo tu cuenta y riesgo.

No Hay Más Artículos