Que conste que me sabe mal por algunas de las otras pelis de la cartelera de esta semana (bueno, en realidad, casi exclusivamente me sabe mal por el “Iceberg” de Gabriel Velázquez), pero lo cierto es que el hecho de que este viernes se estrene “Moonrise Kingdom” es algo así como que tu grupo toque en un festival a la misma hora que Radiohead o alguno de esos grupos que HAY que ver. Puede que les odies o que les adores, pero lo que no quieres es que llegue el lunes y que todo el mundo hable de la actuación de marras y tú seas el único loser que se la perdió. Vamos, pura extrapolación de la política social de cualquier guardería… Sea como sea, tampoco quitemos méritos a “Moonrise Kingdom“: puede que cualquier nuevo film de Wes Anderson sea hype inmediato y puede gran parte de la culpa de ello la tengan sus impecables castings (en este caso, con actores como Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton o Jason Schwartzman). Pero, en este caso, hay que reconocer que el paso de “Moonrise Kingdom” por Cannes dejó a muchos con el culo echo agüita y que todo el mundo que ha podido disfrutar de esta visión del amor infantil han salido con los ojos llorosos de pura emoción. Así que sí: HAY que verla.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos