El nuevo disco de Sethler es la continuación de la batalla… Así que le pedimos que recopile sus canciones ideales para superar un proceso de negociación.

 

¿Cómo ha de ser una negociación? Pues, oye, la verdad es que todo depende. ¿A qué tipo de negociación nos estamos refiriendo? Podríamos empezar, por ejemplo, a la “Negociación” que da título al nuevo disco de Sethler. Es este un proceso (emocional y sentimental) que viene después del debut en largo del artista, que se tituló “Batalla” (EMI, 2012) y que fue el inicio de una trilogía que ahora empieza a mostrar sus cartas de forma más clara: después de la batalla viene la negociación y, después de esta, ¿la paz? ¿La guerra fría? ¿El apocalipsis nuclear? ¿El fin de la humanidad? Tendremos que esperar hasta el cierre de la trilogía de Hugo Martín Cuervo para saberlo.

Por ahora, sin embargo, disfrutemos de lo que tenemos sobre la mesa. Que no es poco. La “Negociación” (Mushroom Pillow, 2016) de Sethler es uno de esos discos multicapas que no duda ni un instante a la hora de enseñar sus costuras, unas costuras que parten del indie folk pero que saben revestirse con una amplia variedad de tejidos que pueden lucir en colores más rock, más danzantes o más baladeros según la ocasión lo requiera. El álbum al completo se ve envuelto por un feeling de negociación, de ni para ti ni para mi, de no querer ceder a no ser que la pareja ceda también… Pero siempre con una meta final en la cabeza: el amor y sus periferias. Y hay que ser miope para no ver que “Negociación” incluye por lo menos tres singles con potencial para convertirse en un arma de destrucción masiva (de corazones).

 

 

Aun así, también existe otro tipo de negociación… Y esa es la que le hemos pedido precisamente a Sethler: tomando como excusa el lanzamiento de su nuevo álbum, queríamos que recopilara todo un conjunto de canciones ideales para una negociación. El resultado ha sido sorprendente: la selección es una negociación en sí misma, ya que esta moodtape incluye canciones de estilos muy diversos que, sin embargo, acaban trenzándose entre ellos, estableciendo extrañas pero elocuentes alianzas que, al final, acaban actuando de espejo que refleja maravillosamente la otra “Negociación“, esa de la que hemos estado hablando más arriba.

Puede que los periódicos siempre estén a la gresca con esas otras negociaciones de relevancia incontestable: la política internacional, la economía, el panorama social mundial… Pero, ¿no está demostrando Sethler que las negociaciones del corazón pueden ser igual de profundas y relevantes? Si alguna vez te has enamorado, sabes de lo que estamos hablando. [Más información en la web de Sethler]

 

No Hay Más Artículos