En un mundo tan competitivo como el cinematográfico, nunca está de más tener buenos padrinos. Y lo cierto es que alguien como Geoffrey Fletcher se nos antoja como un padrino de excepción, teniendo en cuenta que su guión para “Precious” le valió la rendición de toda la industria y que “Violet & Daisy“, en la que además de ocuparse del libreto se atrevió con la dirección, es una de esas joyitas ocultas del pasado 2011 que va creciendo y creciendo a medida que pasan los meses. La cuestión es que Fletcher no lo ha dudado ni un momento a la hora de enrolarse en un concurso tan suculento como el Bombay Sapphire Imagination Series, que se presentó hace unas semanas en el pasado Festival de Tribeca. La idea es dar con los mejores cineastas en potencia y sacarlos de la teoría para llevarlos hasta la práctica. El modus operandi es tremendo: cualquiera puede acceder a través de la web del Bombay Sapphire Imagination Series a un guión (muy abierto y libre) de Geoffrey Fletcher a partir del que deberán realizar su propia interpretación. Un jurado internacional (encabezado por el guionista y completado por figuras relevantes de la industria elegidos por el Tribeca Film Festival), elegirá a los cinco ganadores que como premio recibirán los medios para realizar sus cortometrajes, los que se estrenaran en una especialísima premiere internacional a principios de 2013. A poco que lo tuyo sea el cine, no deberías dejar pasar esta oportunidad. No todos los días cae en las manos de los debutantes un guión de un peso pesado como Fletcher.

No Hay Más Artículos