El programa número 815 de Beats in Space es una recopilación de los mejores temarrales del año 2015 según Tim Sweeney… Canelita en rama.

 

El programa Beats in Space se ha convertido por derecho propio en un habitual de sección… De hecho, hay ocasiones en las que es necesario echar el freno y no sucumbir a la tentación de que, semana tras semana, FPMix se dedique simple y llanamente a hablar de cada nueva entrega de este programa de radio regentado por el magnánimo Tim Sweeney. No es para menos: por este espacio ha pasado la plana mayor de la escena de djs internacional… Y, aun así, una cosa os digo: los mejores BiS son aquellos en los que Sweeney se arremanga y se pone él mismo con las manos en la masa.

Más todavía cuando, como en el caso que nos ocupa, Tim se marca una excusa que le dé sentido a toda su sesión. En esta ocasión, Sweeney ha recopilado y mezclado una sesión de dos horas y media cuyo nombre ya es suficientemente descriptivo: “Best of 2015“. Y, ojito, porque cualquiera podría pensar que nos vamos a encontrar con un buen chorreo de electrónica pura y dura, pero la verdad es que el dj se atreve prácticamente con todos los palos e incluso se atreve a mezclar dulcemente temas de gente como Empress Of o Junior Boys (que, evidentemente, deberían estar en la lista de lo mejor del 2015 de absolutamente todo el mundo).

Esto no es un chorreo de electrónica pura y dura: el dj se atreve prácticamente con todos los palos e incluso se atreve a mezclar dulcemente temas de gente como Empress Of o Junior Boys.

De hecho, el programa número 815 de Beats in Space destaca precisamente por ir mariposeando de un género a otro de tal forma que la variedad se convierte en el líquido que lubrica unos engranajes dispares que acaban por resultar, si no homogéneos, totalmente coherentes. Y fascinantes. E hipnóticos. Si quieres saber cómo se ha bailado este año 2015, no hay mejor mixtape que este… Lo jodido es que, cuando llegues al punto y final, lo único que harás serás preguntarte por qué esto no ha sido una sesión de verdad en un club real. Eso sí que hubiera sido una de las mejores noches no sólo del año 2015, sino de nuestra vida entera.

Más información en la web de Beats in Space.

 

No Hay Más Artículos