“La Bella y La Bestia” contendrá un personaje gay que vivirá el primer momento homosexual de la historia de Disney… ¿Buenas noticias? ¿O polémica servida?

 

Bien, bien, bien… Parece que la Disney por fin se abre a lo gay. En la última semana, la compañía de Mickey Mouse ha protagonizado dos “polémicas” (lo entrecomillamos porque, la verdad, no las vemos como polémicas per sé, sino como micro-revoluciones necesarias en toda evolución): por un lado, esta el hecho de haber enseñado el primer beso homosexual en una serie de dibujos animados del Canal Disney… Y, por el otro, y mucho más importante, por haber confirmado que uno de los personajes de su inminente “La Bella y La Bestia” no solo va a ser abiertamente gay, sino que vivirá un momento homosexual importante para la trama.

El personaje en cuestión es Lefou (interpretado por Josh Gad), el compañero de fatigas de Gaston (Luke Evans) en esta nueva versión en imagen real del clásico de la Disney en el que Emma Watson pasará a la historia como Bella mientras que Dan Stevens hará lo propio como Bestia. La cuestión es que Lefou tiene ciertos sentimientos profundos hacia Gaston… y esto es precisamente lo que propulsará un momento del film que ya se ha revelado como bastante sutil pero incontestablemente gay dentro de la trama.

El director de la nueva versión de “La Bella y La Bestia“, Bill Condon, ha declarado que incluir este personaje es “una celebración del amor”. Y no solo eso, sino que el mismo Josh Gad, visto el revuelo que está armando esta noticia, también se ha pronunciado al respecto: “Bill Condon ha hecho un gran trabajo al darnos la oportunidad de crear esta versión de Lefou, que amplía al personaje de la versión original, pero que también le hace más humano y le convierte en alguien increíblemente complejo. Estoy muy orgulloso. Creo que tiene un momento increíble, que es sútil pero eficaz“.

El orgullo del creador e intérprete de Lefou, sin embargo, no ha impedido que ya hayan salido voces retrógradas en contra: un cine de EEUU ya ha dejado bien claro que no piensa estrenar el film de la Disney, mientras que en Rusia están investigando si se trata de “propaganda gay” y, más que probablemente, tampoco llegue a estrenarse allá. A lo que nosotros solo podemos decir: ¡bendita gilipollez! Porque, al fin y al cabo, tenemos que reconocer que tampoco es que tuviéramos ganas de ver la nueva versión de “La Bella y La Bestia“… Mientras que, ahora mismo, ¡lo estamos deseando!

Más información en la web de “La Bella y La Bestia”.

 

No Hay Más Artículos