Expliquemos primero las partes… J.G. Ballard no necesita presentación alguna: uno de los autores más malrolleros, hipnóticos y viciosos (que causan vicio en el lector, vamos, que aquí no queremos entrar a evaluar los vicios de nadie) de la literatura moderna. Y del dueto formado por Christian Bale y Brad Anderson lo mejor que podemos decir es que el fruto de su combinación, “El Maquinista“, es una película malrollera, hipnótica y viciosa. Ante semejante coincidencia, está claro que tarde o temprano tenían que cruzarse los caminos del escritor, el director y el actor. Por ahora, Anderson ya ha declarado su intención de dirigir una adaptación a pantalla grande de “Concrete Island“, una novela surrealista y podridamente urbana de Ballard en la que un personaje tiene un accidente en una autopista y es abandonado a su suerte, lisiado y sin demasiadas posibilidades. De hecho, el director también ha afirmado que su intención es contar con Christian Bale… si la agenda del segundo se lo permite. Esperemos que Batman le deje tiempo al intérprete para embarcarse en este viaje hacia la oscuridad ballardiana.

No Hay Más Artículos