zara-kanye

En su amplia tradición de plagios descarados, ZARA ha tenido la valentía de copiar descaradamente el “YEEZY Season 2” de Kanye West para adidas.

 

Como no es difícil intuir, el gran gigante ZARA no está aquí para hacer amigos, sino para arrasar con todo y vender cuanto más mejor. Su visión de la fast fashion es uno de los casos que suelen ponerse como ejemplo cuando se pretende retratar la moral dudosa de algunos de estos negocios del mundo de la moda… Y si tradicionalmente este coloso (y otros similares) han sido acusados de plagiar descaradamente propuestas más pequeñas y solucionarlo más tarde (si les obligan) a base de talonario, su último escándalo no va a ayudar precisamente a mejorar la concepción que muchos tenemos de la empresa del Señor Amancio.

Y es que copiar a los peques tiene mucho delito, pero a lo mejor pasa más desapercibido que copiar a los grandes… Algo que se la trae al pairo a ZARA, tal y como atestigua el hecho de que su nueva colección “Streetwise” sea un plagio calcado del rollito de Kanye West para adidas en esa “YEEZY Season 2” presentada hace unos meses con toda la pompa y el artificio que caracterizan al marido de Kim Kardashian. ZARA ha copiado la paleta de colores, los volúmenes amplios, los tejidos raídos y, por encima de todas las cosas, ese espíritu general a medio camino entre un hobo y un colgado de los colores militares.

El principal problema es que este último e infame caso de plagio es uno de los muchos que gran parte de la industria de la moda está esgrimiendo a la hora de apoyar ese “see now, buy now” que desbarataría los tradicionales calendarios fashionistas (es decir: la presentación de una colección un año antes de ponerse a la venta) y daría la posibilidad al comprador a hacerse con las prendas justo después del desfile. Dicen que esta es la única forma de luchar contra grandes gigantes como ZARA, que tienen los medios para producir con más velocidad y, como ha ocurrido en este caso, adelantarse incluso a los creadores originales a la hora de poner las prendas en las estanterías de las tiendas. Y, oye, visto así, no les falta parte de razón a los defensores del “see now, buy now“.

(Normalmente, al final de cada post incluimos un link de “más información”… Pero, en esta ocasión, permitidnos la licencia de no tender ningún lazo hacia la práctica infame de ZARA.)

 

No Hay Más Artículos