Tanto hemos hablado de la (jugosísima) programación musical de Vigo Transforma (que se celebrará del 23 de junio al 2 de julio) que, por un momento, casi nos olvidamos de que ese festín de conciertos se ve complementado cada año por una extensísima programación que, bajo el título de Vasos Comunicantes, aborda lo más candente de la escena artística mundial. Este año, esta “exploración” se verá dividida en diferentes vías de acción. Para empezar, destacarán las múltiples instalaciones que tomarán los espacios de la ciudad, tal y como “Sonosferas” (en la primera foto; donde Chu Longina tomará el pulso de la urbe con su impresionante “macrófono”) o “Comecocos Bahía” (en la segunda foto; en la que el equipo TransBahía Pacman realizará una macro-proyección del mítico videojuego sobre la fachada del Hotel Bahía). Los más atrevidos podrán dejarse llevar por múltiples performances como “Parkour Sonoro (a cidade como instrumento)” (con la que MDMME realizará múltiples intervenciones sonoras espontáneas en la geografía urbana) o “Moita Poesía, Poca Diversión” (con la que Lucía Aldao y María Lado pondrán un foco sobre la poesía). Las exposiciones se llevarán a cabo en el “Espacio Containers” (situado en la Plaza de la Estrella), donde habrán dos exhibiciones diferentes: “Muro Público” y “Totem Revolotem“.

Para los que creen que el arte no es sólo para observarlo (y no nos engañemos: tanto las instalaciones como las performances y las exposiciones tienen mucho más de observación que de participación) sino para vivirlo, Vasos Comunicantes también plantea diversas actividades. Por un lado, el súmum de esta actitud son los talleres más que diversos (todos de dos días de duración y con plazas limitadas, por los que la inscripción previa es requisito imprescindible), desde el “Taller de Puredata + Minitronics” (en el que Servando Barreiro se dirigirá a gente con inquietudes artísticas, electrónicas, audiovisuales y experimentales) hasta “La Calle es el Terreno de Juego” (donde Basurama le dará la vuelta a los usos habituales del espacio urbano). Si los talleres se te quedan cortos y quieres más, siempre puedes recurrir a las proyecciones de cintas como los documentales “Contra a morte. Unha aproximación a Lois Pereiro” u “Oscar“. ¿Inabarcable? Puedes hacerte tu propio itinerario consultando la programación en la propia página de Vasos Comunicantes. Definitivamente, más allá del fin de semana en el que se concentran las actuaciones musicales, queda claro que Vigo Transforma merece la pena vivirlo de cabo a rabo, desde su primer hasta su último día… Vasos Comunicantes te mantendrá ocupado.

No Hay Más Artículos