Triángulo de Amor Bizarro: "Nuestro Siglo Fnord"

El aura de magia negra que envuelve al último disco de Triángulo de Amor Bizarro sigue brillando en el vídeo y el juego del tema “Nuestro Siglo Fnord”.

 

¿Recordáis cuando hacíais pellas para ir corriendo a los recreativos y gastar las pesetas en vuestra maquinita favorita? ¿O aquellos fines de semana en los que los ojos enrojecían tras horas de vicio con la NES o la Master System? Los que estáis más cerca de los cuarenta que de los treinta, seguro que sí.

Pues estáis de suerte, personas maduritas con síndrome de Peter Pan, ya que a Triángulo de Amor Bizarro les ha dado por evocar aquella época en la que muchas vidas transcurrían con un joystick en la mano en el vídeo de “Nuestro Siglo Fnord”, el nuevo single extraído de su último álbum, el apoteósico Salve Discordia (Mushroom Pillow, 2016). Para rizar el rizo, Isa, Rodrigo, Zippo y Rafa se marcan una especie de “TRON” y se introducen en el juego, aunque cambian los fluorescentes trajes cibernéticos por sus alter ego pixelados.

Pero empecemos por el principio: esta idea tan sugerente nació a partir de “El Conde Lucanor”, una aventura gráfica para PC (aunque próximamente dará el salto a las consolas) realizada por la desarrolladora franco-española Baroque Decay y protagonizada por Hans, un niño pobre que huye de casa en busca de fortuna y que se cruza con los mismísimos TAB tocando en pleno ritual satánico. Si ya de por sí la escena es atractiva, hay que añadir su estética entre tardo-ochentera y noventera y detalles como los mensajes que multiplican el efecto discordiano de la canción y la lograda versión digital de Isa.

Luego, el bueno de Hans sigue su azaroso camino bajo un ambiente tétrico y misterioso plagado de seres como machos cabríos, un cuervo gigante, un bufón diabólico, la Sra. Rata y de toda clase de obstáculos que tendrá que superar para alcanzar su sacrificado objetivo. Pero, para descubrirlo, tendréis que echar una partida y superar cada fase… Bueno, en realidad, sólo debéis ver hasta el final este clip que refuerza el halo esotérico de “Salve Discordia” y, de paso, nos recuerda que vivimos tiempos fnordianos.

Más información en el Facebook de Triángulo de Amor Bizarro.

 

No Hay Más Artículos