toy

Ya basta de hablar de TOY como los herederos de The Horrors… Y sabemos que abrir cualquier noticia con esta frase es, más o menos, perpetuar el puñetero cliché que parece que nunca va a acabar de abandonar a estos niños. Porque, la verdad, también podríamos haber arrancado con otro cliché mucho menos dañino: el que siempre recalca que en la formación de TOY resulta vital la presencia de la española Alejandra Díez a los teclados. Pero, a ver, seamos buenos periodistas y huyamos de clichés, porque si algo se han ganado a pulso TOY con su último disco, el muy macizorro -en el buenísimo sentido de la palabra- “Join The Dots” (Heavenly, 2013), es que abandonemos estos clichés igual que ellos los han abandonado a la hora de buscar nuevas sonoridades no siempre tan darks como se les presuponen. De hecho, si de algo está repleto “Join The Dots” es de melodías capaces de rasgar cualquier velo de oscuridad para descubrir detrás suyo la verdadera personalidad de la banda, única e intransferible.

Todo esto, sin embargo, ya lo dijimos el año pasado con motivo del lanzamiento del segundo disco de TOY. Lo que faltaba, entonces, era comprobar si esté paso al frente a la búsqueda de una identidad granítica y original también son capaces de llevarla a buen puerto sobre el escenario (que, recordemos, es el lugar donde siempre ha brillado más esta formación). Por suerte, podremos comprobarlo de forma inminente, ya que TOY actuarán el próximo jueves 3 de abril en Barcelona (Razzmatazz 2) y el viernes 4 en Madrid (Joy Eslava). Y ahora, si nos los permitís, dejadnos soñar un poquito con ver a TOY primero en el páramo industrial del Razz y luego en el barroquismo decadente de la Joy Eslava. A quien haya elegido estas salas, sólo podemos decirle una cosa: ¡bravo!

 

No Hay Más Artículos