confusion-de-genero

Tenemos que reconocer que nos hemos quedado un poco locos con lo de Conchita Wurst… Pero, por si alguien no se ha enterado, vamos a explicarlo de nuevo: Conchita Wurst (que debe ser algún tipo de nombre de frankfurt tansexualo) es el representante de Austria en la edición de este año 2014 de Eurovisión. Y, la verdad, no sabemos si es un tipo barbudo vestido de mujer, una mujer con las hormonas disparadas afectándole el vello facial o un ser from outter space que ha venido a dejarnos con el culo torcío. Sea como sea, la coexistencia en el espacio y en el tiempo de dos fenómenos como Conchita Wurst (en lo internacional) y La Pelopony (en lo nacional) nos ha obligado a darnos cuenta de que esto de la confusión de género es algo que nuestra generación arrastra desde bien pequeñita. Vamos: que estamos bastante jodidos. Aquí quedan las diez pruebas definitivas de que, para nosotros, nunca fue cuestión de “Are you human? Or are you dancer?“. Lo sentimos, Brandon Flowers. Para nosotros siempre ha sido más bien cuestión de “Are you a man? Or are you a woman?“.

 

tinky-winky

10. TINKY WINKY. Puede que a muchos ya nos pillara algo mayorcetes… Pero está claro que lo de “Los Teletubbies” nos dejó completamente descolocados debido a la existencia de Tinky Winky: el teletubby lila (color lésbico por excelencia) que tenía un triángulo sobre la cabeza (más simbología homosexual) y que, para más inri, no se separaba de su bolso de señora mayor, variante Margarita Seisdedos. Todo muy bizarro.

 

falete

9. FALETE. Nosotros sabemos que Falete es un hombre… Lo sabemos. Pero el que parece no saberlo o no querer darse por aludido es él mismo, con ese ahínco que muestra a la hora de opositar para ser una folklórica del nuevo siglo. Sus vestidos, su maquillaje, sus bañadores… Si existe un ser (así, en indefinido) venido del futuro no es la tipa de Neutrex Futura. Es Falete.

1 2 3
No Hay Más Artículos

Send this to a friend