Suena a suicidio: ¿abrir un club / sala de conciertos con los tiempos que corren? Pues va a ser que todavía existen valientes en este mundo, porque hoy mismo se inaugura la Sala Hoboken en el número 9 de la calle Can Solà de Sant Cugat. Su intención está bastante clara: con un aforo de 900 personas, la Sala Hoboken pretende no sólo convertirse en el epicentro de toda la actividad musical de San Cugat, sino también atraer a un público barcelonés que no va a poder resistir el magnetismo de una programación de conciertos impecable y unas sesiones de club con vocación de convertirse en el epítome de la fiesta. Porque, además, reconozcámoslo: Sant Cugat está a un tiro de piedra de Barcelona. No excuses. Y como aquí estamos hablando de valientes, no podían hacer otra cosa que inaugurar por todo lo alto: hoy mismo 9 de noviembre, la Sala Hoboken abrirá sus puertas con una dupla de conciertos tan astuta como la suma de Bremen y Mine!, a lo que se sumará la actuación mañana de noviembre de The New Raemon (en la foto) presentando ese “Tinieblas, Por Fin” (Marxophone, 2012) que le está valiendo una ristra de halagos muy impresionante. A todo ello hay que sumar, además, las sesiones de club con las que continuarán la fiesta: hoy con Los Castizos y Tilt!, y mañana con Óscar Delafé y Gus Van Pop. Habrá que sacarse un bonotrén de diez viajes hacia San Cugat…

Puedes ver toda la programación en la web de la Sala Hoboken.

No Hay Más Artículos