la-gigantesca-barba-que-era-el-mal

La sátira no está de moda… O, para ser más fieles a la verdad, la sátira no estaba de moda. Pero algo está cambiando. Este sano género literario que tuvo un auge realmente interesante en cierto punto del siglo pasado parecía totalmente en desuso a favor de otras prácticas menos sutiles, más frontales y (¿por qué no decirlo abiertamente?) exhibicionistas. Pero no puede ser casual que, por poner un ejemplo que nos queda cerca, el último Premio Biblioteca Breve de Seix Barral haya ido a parar a una sátira mayúscula como son las “Ávidas Pretensiones” de Fernando Aramburu (si quieres saber más sobre esto, por cierto, siempre puedes recurrir a este post). Y, sobre todo, si va a haber un nuevo auge de la sátira, este no puede rescindirse únicamente a la literatura: ha de hacerse extensible a otros formatos tanto o más válidos que el novelesco. Nos referimos al cine, sí, pero también al cómic. Y es precisamente una sublime adaptación a la viñeta del formato satírico lo que promete Stephen Collins en “La Gigantesca Barba Que Era El Mal“.

Con referencias ilustres que van desde Kafka hasta Lovecraft o Roald Dahl, lo mejor que podemos hacer para definir lo que se encuentra dentro de “La Gigantesca Barba Que Era El Mal” es recurrir a las palabras de los chicos La Cúpula, encargados de publicar a Collins en nuestro país: “Dave vive exactamente AQUÍ, en este lugar que da la espalda a un mar lleno de secretos. Todas las tardes, al volver de la oficina, se sienta en su escritorio, escucha canciones en bucle y dibuja lo que ve a través de su ventana. Entregado a esas rutinas, Dave se siente a salvo. Dave cuida el orden para que el orden lo cuide a él, pero a veces tiene la sensación de que bajo la pulcra alfombra de la realidad puede haber algo, un mundo oculto debajo de la piel, la bárbara memoria de lo que fuimos. Y se está despertando“. ¿Puede ser nuestra existencia una farsa? La respuesta está en esta sátira en formato viñeta obra y gracia de Stephen Collins. ¿Te atreves a revelar la mencionada respuesta?

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.