despacio-sonar

Aquí vamos a dejar por escrito una cosa de esas que, cuando la leáis, puede provocaros un pequeño gran ataque de rabia… Pero las cosas como son, y resulta que parte de la redacción de Fantastic Plastic Mag pudimos disfrutar del club DESPACIO cuando se celebró por primera vez en Manchester el verano pasado. La idea era tan loca y tan sublime que no podíamos pasarla por alto: James Murphy y 2manydjs, que además de ser colegas son unos locos del (buen) sonido y del formato vinilo, decidieron que ya estaban literalmente cansados de tener que pinchar en clubs de mierda, con un sonido pésimo y sin los discos de vinilo que tanto adoran. Es lo que tiene la locura digital: más puntero no significa mejor.

Así que Murphy y los hermanos Dewaele decidieron crear el club definitivo: se hicieron con la ayuda de McIntosh y montaron varias noches en las que ellos se dedicarían a pinchar exclusivamente en vinilo para que el público bailara como si no hubiera un mañana en una pista circular (de precioso suelo bicolor blanco y negro) rodeada por un conjunto de columnas de sonido de McIntosh y coronada por una icónica bola de espejos discotequera. Una locura. En serio: estuvimos allá y podemos decir en primera persona que aquello fue una de las experiencias más especiales que cualquier amante de la música y de la fiesta puede vivir en toda su existencia.

Así que imaginad la alegría que hemos sentido en la redacción en pleno cuando el Sónar 2014 (que se celebrará del 12 al 14 de junio en Barcelona) ha anunciado que contará con el club DESPACIO como parte de su programación. Y ojito, porque no será sólo una única sesión: serán un total de tres sesiones (una por día) de un total de seis horas cada una. Vamos, que a nosotros nos parece que este año nos vamos a perder muchas cosas en el Sónar 2014 porque, básicamente, vamos a estar dándolo todo de una forma muy DESPACIO, pero a tope.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend